Centro Zamorano de Biodiversidad (CZB):

Zamorano liderando la conservación de la reservas naturales y las especies de la región.

Centro América es una de las zonas de mayor biodiversidad del mundo. Durante los últimos siglos esta biodiversidad ha sido seriamente afectada por las actividades humanas y el aumento de la frontera agrícola. Estas se pueden resumir en cinco causas principales: la destrucción del habitat, la fragmentación, la contaminación, la sobre-explotación de las especies y la introducción de especies exóticas.

Con el fin de monitorear y evaluar la biodiversidad en Centroamérica, así como impulsar iniciativas regionales encaminadas a la protección de los ecosistemas y las especies, Zamorano creo en 2005, el Centro Zamorano de Biodiversidad (CZB), una instancia de referencia en la región en materia de biodiversidad.

En el seno del CZB se aloja y opera el Instituto Regional de Biodiversidad (IRBIO), fundado por los países del istmo centroamericano, el cual representa para Zamorano un importante y motivante reto en el impulso a la investigación, educación, conservación y uso sostenible de la biodiversidad en la región.

El CZB es un referente para la conservación de las especies de la región.
En el área de investigación el CZB ha apoyado expediciones científicas lideradas por investigadores de universidades de renombre internacional, en los campos de ornitología, herpetofauna, entomología, ictiofauna, estructuras de conectividad de corales, monitoreo de jaguares y estudios genéticos en cocodrilos.

En los últimos años el CZB también se ha destacado realizando actividades específicas como, una Evaluación Mundial de Mamíferos [Global Mammal Assessment] para Centroamérica y el Caribe; ser sede del congreso Mesoamericano de Anfibios; la realización de dos talleres sobre modelos de impacto de la actividad humana y cambio climático sobre la biodiversidad regional y áreas de conservación; mapeo de movimientos del jaguar en Honduras, y descubrimiento de nuevas especies como la serpiente ciega. El Centro además, formó parte de un equipo que descubrió una segunda población del Colibrí Esmeralda Hondureño (Amazilia luciae) en el departamento de Santa Bárbara. Este es un colibrí único de Honduras, y la especie se considera en alto peligro de extinción.

Más reciente el CZB concluyó el proyecto Monitoreo Golfo de Fonseca, el cual consistía en la evaluación del recurso pesquero en el golfo, que abarca tres países (Honduras, El Salvador y Nicaragua). Éste proyecto fue realizado de manera conjunta con el Centro de Ecología Marina de Utila y financiado por la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y por Parques Nacionales de España.