parque solar
Universidad Zamorano procesará lácteos utilizando energía solar
10 agosto, 2016
Galardones-Graduación-Clase-2015-_0026_MAC_5926
Sergio y Lucas, los bolivianos que brillaron en Zamorano
15 agosto, 2016

PRODUCCIÓN DE LECHE BAJO SISTEMAS PASTORILES

PRODUCCIÓN DE LECHE BAJO SISTEMAS PASTORILES

Escrito por: Ing. Kenia David e Isidro Matamoros, Ph.D.
Docentes en Escuela Agrícola Panamericana, ZAMORANO

Los sistemas de producción de leche en América tropical pueden tomar varias formas, sin embargo, los mas rentables son aquellos que usan los pastos como mayor fuente de forrajes; es de resaltar que los sistemas pastoriles requieren de un excelente manejo, de programas de rotación intensiva y de lograr una buena eficiencia de pastoreo.

La alimentación basada en forrajes de excelente calidad permite que los costos de alimentación se manejen entre 42% – 60% del ingreso bruto y existe una relación inversamente proporcional entre la calidad del forraje y el costo de suplementación, donde a mayor es la calidad del forraje menor son los costos de suplementación, reduciendo así los costos totales de alimentación.

Un manejo adecuado de pasturas exige pastoreo rotacional intensivo y manejo de las cargas animales, las cuales pueden ser aumentadas con fertilización y enmiendas al suelo (subsoleo y encalado). Todo esto aumenta la capacidad de carga y consecuentemente se puede mejorar los litros producidos por unidad de área efectiva de pastoreo.

La intensificacion de la ganaderia de leche basada en sistemas pastoriles en rotación, puede ocurrir aumentando la suplementación con ensilajes de maíz para reemplazar hasta un tercio de las necesidades de materia seca. Este tipo de tecnologias permiten aumentar la capacidad de carga por área efectiva de pastoreo incrementando aun más la productividad de los sistemas pastoriles.

Durante los últimos tres años, la universidad ZAMORANO ha realizado estudios que ponen en práctica todas estas premisas y ha logrado producciones hasta de 83,428.5 L/ha/año en pasturas bajo riego, utilizando híbridos de Brachiarias Mulato II y Cayman.

En el 2014, los graduados Belis Antonio Jaramillo y Steven Rodríguez, determinaron la producción de leche con vacas de la raza Jersey en 1.4 ha con los pastos Brachiaras híbrido Mulato II y Cayman, con y sin Ración Totalmente Mezclada (TMR), con una producción de leche de 17.39  y 10.21 L/vaca/día para Mulato II, y 16.80 y 8.33 L/vaca/día para Cayman, respectivamente.

Ellos encontraron una mayor utilidad por litro producido en pastoreo sin suplementación, con una utilidad de US$0.26 por litro, con un costo de alimentación del 50%, esto se debe a que el costo del pasto fresco es 5 veces más barato que los forrajes conservados como los ensilajes de maíz y,  sobre todo, es más barato que los concentrados.

Es importante tomar en cuenta que la alimentación a base de forrajes frescos sin suplementación representa menor producción de leche, según Jaramillo y Rodríguez, pero permite una mayor cantidad de litros libres por vaca en el sistema de producción.

En el 2015, Diego Alfonso Mitre determinó la produccion de leche con Brachiarias hibrido Mulato II y Cayman en 1.4 ha bajo un sistema de riego con una suplementación de precisión, utilizando 20 vacas de la raza Jersey, con una producción promedio de 16 L/vaca/día, manejando dos grupos de alta 18 L y baja 14 L de producción, con un consumo de forraje de 9.5 kg de Materia Seca (MS) al día y 0.4 kg de concetrado/litro de leche, y 0.58 kg MS de concetrado/litro de leche para bajas y altas, respectivamente.

Con este sistema de rotación es que Mitre (2015) logró producir 83,428.5 L/ha/año con vacas Jersey, con una eficiencia de pastoreo superior al 60% y una reducción del 27% del costo de producir un litro de leche; la cantidad de litros libres es superior a medida que la base forrajera aumenta en la dieta. Una vez más queda claro que la alimentación a base de forrajes es mucho más barata que los forrajes conservados y los concentrados.

La producción obtenida en este ensayo es superior a la producida en Nueva Zelanda, siendo el país que basa la producción de leche en forrajes y, sobre todo, en forrajes frescos. Esto se debe al incremento en la carga animal por ha y al uso de  un sistema de riego para la época de verano.

Sin embargo, debemos reconocer que existen factores que afectan o determinan el desempeño tanto de las pasturas como de los animales. Para manejar pasturas productivas y de excelente calidad es  necesario considerar las enmiendas al suelo (subsoleo, drenaje y encalamiento) y programas de fertilización y rotación, sin embargo, el sistema puede ser afectado en el trópico por el cambio climático y las altas temperaturas, en particular limitan el tiempo de pastoreo en los sistemas de producción tropical y consecuentemente afectan la producción de leche.

Mitre (2015) determinó el impacto que tiene el Indice de Temperatura y Humedad (ITH) en la producción de leche, cuando el ITH esta arriba de 70, las vacas entran en estrés calórico, lo que aumenta los requerimientos y disminuye el consumo, esto esta relacionado con la disminución en las horas de pastoreo y la producción de leche. Mitre encontró una relación inversamente proporcional entre el ITH y la producción de leche, donde a mayor es el ITH menor es la producción.

PRODUCCIÓN DE LECHE BAJO SISTEMAS PASTORILESEn el 2016, dos estudiantes de ZAMORANO realizan la investigación basada en los resultados obtenidos por Jaramillo y Rodríguez en 2014 y Mitre en 2015, entre los meses de febrero a abril, con 4 rotaciones de 20 días de pastoreo y un día de descanso, manteniendo estabilidad en la produccion de 16 L con eficiencias de pastoreo del 50% – 60%; la incidencia de enfermedades en este ensayo fue medido, con resultados de 0%. Las enfermedades más importantes en el trópico son Mastitis y Pododermitis.

De acuerdo a los ensayos de los últimos tres años, los sistemas de producción de leche bajo sistemas de pastoreo son los más recomendables para garantizar mejor rentabilidad a los productores de leche, aún teniendo en cuenta que se tiene menor cantidad de leche por vaca pero se obtiene mayor cantidad de litros libres por vaca, que al final es lo que más le interesa al productor de leche, ya que se refleja en la utilidad al final del mes.

Es claro  que sí se puede producir en base a pastos y ser rentable en el trópico, haciendo mejor uso de las pasturas y asegurando un mejor manejo del sistema rotacional, seleccionando mejor los pastos y realizando una mejor selección de las razas para que tengan una mayor capacidad de adaptación ante los retos que ofrece el trópico y el cambio climático.

Los sistemas de producción de leche en base a pasturas deben garantizar una excelente producción de forrajes ya que su aporte nutricional es aprovechado por los bovinos en una forma muy eficiente y esto garantiza una alta rentabilidad en las ganaderías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.