blackboard_0002_20160907_150836
Fortalecemos Nuestra Plataforma Educativa
6 septiembre, 2016
elsalvador
Escuela Zamorano busca patrocinio de becas en El Salvador | ElSalvador
9 septiembre, 2016

LOS GUARUMOS Y SU IMPORTANCIA ECOLÓGICA

guarumos_0001_hormigas_hojas_Cecropia_peltata

Escrito por: Dra. Lilian Ferrufino, Herbario Paul C. Standley, ZAMORANO

Fotos: Lilian Ferrufino

guarumos_0002_Corpusculos_Mueller_Cecropia_peltata

Corpusculos Mueller Cecropia peltata

El guarumo, como es conocido popularmente (Cecropia peltata L.), pertenece a la familia Urticaceae. Esta especie se distribuye desde México hasta Sur Am érica y Jamaica, comúnmente habita en los bosques secos de la zona pacífica, norcentral y atlántica. Tiene un hábito arbóreo y llega a crecer de 5 hasta 12 metros de altura, con un tallo de crecimiento monopodial, posee hojas grandes y compuestas palmadas (Stevens 2001).

El guarumo es una especie mimercofita, es decir que existe un mutualismo con las hormigas. Janzen (1969) estudió las relaciones de las hormigas con las especies de guarumo. Esta especie vive asociada con las especies de hormigas del género Azteca. Se ha demostrado que las hormigas Azteca defienden las plantas del género Cecropia contra los herbívoros, y que éstas le proporcionan casa y comida a las colonias de hormigas (Val & Dirzo 2003). El alimento lo obtiene de los corpúsculos de Müller. Estos corpúsculos de Müller se encuentran solo en el género Cecropia y se consideran glándulas que producen y almacenan glucógeno más que almidón. También se ha registrado en los tricomas de las hojas la presencia en cantidades menores de glucógeno. Las hormigas habitan en unas estructuras llamadas domacios que se ubican en la base del peciolo de la hoja. Estos domacios protegen a las hormigas contra otros depredadores (Rickson 1976).

guarumos1Este arbóreo también tiene importancia económica y alimenticia. En Cuba se registra sus propiedades medicinales para la presión baja, afecciones renales y hemorroides (Scull Lizama et al. 1998); y en Brasil la usan como un antifúngico (Fenner et al. 2006). Además se registran otras propiedades medicinales del uso de las hojas como analgésico, emenagogo y antiasmático, facilitar el parto y la menstruación, así como propiedades cardiovasculares, diuréticas, suavizantes de la piel y cicatrizantes (González Torres et al. 2006). También se reporta en el área natural protegida Normandía, Usulután en El Salvador. El consumo de los peciolos de guarumo por los monos araña (Ateles geoffroyi) (Argueta Rivas & Rivera Hernández 2004).

Literatura citada

Argueta Rivas N.A. & Rivera Hernández G.M. (2004). Uso de hábitats del mono araña (Ateles geoffroyi) en el área natural protegida normandia, usulután, El Salvador. El Salvador. Tesis. 40 p.

Scull Lizama, R., Martínez M., M., & Infante L. R. E. (1998). Plantas medicinales de uso tradicional en Pinar del Río: Estudio etnobotánico. I. Revista Cubana de Farmacia, 32(1), 57-62.

Fenner, R., Heemann B. A., Mentz, Auler L. & Rates, Kuze S. M. (2006). Plantas utilizadas na medicina popular brasileira com potencial atividade antifúngica. Revista Brasileira de Ciências Farmacêuticas, 42(3), 369-394.

González Torres, Yana, Scull Campos, Isidoro, Bada Barro, Ana M., Fuentes Morales, Dasha, González Navarro, Bárbara, Arteaga Pérez, María E., & Hernández Sosa, Osvaldo. (2006). Ensayo de toxicidad a dosis repetidas durante 28 días del extracto acuoso de Cecropia peltata L. (yagruma) en ratas Cenp: SPRD. Revista Cubana de Plantas Medicinales, 11(2) Recuperado en 15 de agosto de 2016, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962006000200005&lng=es&tlng=es.

Rickson F. R. (1976). Anatomical Development of the Leaf Trichilium and Mullerian Bodies of Cecropia peltata L. American Journal of Botany 63 (9): 1266-1271.

Stevens W.D. 2001. Cecropiaceae. Pp 593-596. In: W.D Stevens, C. U. Ulloa, A. pool / o. M. Montiel. 2001. Flora de Nicaragua. Missouri Botanical Garden. Monograph in Systematic Botany 85, tomo I.

Val, E.D. & Dirzo, R. (2003). Does ontogeny cause changes in the defensive strategies of the myrmecophyte Cecropia peltata?Plant Ecology 169: 35.doi:10.1023/A:1026227811685

Comments are closed.