El Maní Forrajero ¿Ornamental o Maleza Invasora? | Universidad Zamorano
La Fitopatología y el Diagnóstico de Enfermedades en Plantas
23 enero, 2017
uyuca
¿Cuánto Vale el Carbono Almacenado en Nuestros Bosques?
28 febrero, 2017

El Maní Forrajero ¿Ornamental o Maleza Invasora?

Texto y fotografías: Abelino Pitty, Ph.D.
Profesor Pleno de Zamorano
Depto. de Ciencia y Producción Agropecuaria

zamorano mani forrajero investigacion blog

Fotografía 1. Las flores vistosas y el color de sus hojas hacen al maní forrajero muy popular como ornamental. Esto contribuye a su diseminación.

El maní forrajero (Arachis pintoi) es una planta nativa de América del Sur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay). Fue introducido a Honduras en 1989 para la alimentación del ganado, a Costa Rica en 1987 y a Panamá en 1985. Es perenne, de crecimiento rastrero y se propaga por semillas o estolones. Se adapta a diferentes condiciones ambientales, tolera encharcamiento, sequías prolongadas y crece bien al sol o a la sombra. Crece bien desde el nivel del mar hasta 1,800 msnm y lluvias entre 2000 y 3500 mm anuales.

Se usa para la alimentación del ganado (uso inicial) porque tiene un contenido de proteína alto y así aumenta la calidad nutricional del pasto; además, resiste el pastoreo y es persistente. Aumenta la fertilidad del suelo porque fija nitrógeno. Sin embargo, su uso inicial cambió y se empezó a usar como planta ornamental debido a su vistosidad, ahora es una maleza invasora y muy difícil de controlar.

Está en ZAMORANO desde hace unos 10 años como ornamental. Es popular porque al público le gusta el color de sus hojas y la vistosidad de su flor amarilla (Fotografía 1). Además, porque cubre muy bien el suelo, florece durante todo el año, se recupera fácilmente de las sequías prolongadas, es fácil de propagar, es barata y necesita  poco mantenimiento. Algunos están reemplazando a la grama San Agustín y la grama india por el maní forrajero. Como ornamental se usa en maceteros o directamente en el suelo.

Zamorano Mani Forrajero investigacion

Fotografía 2. El maní forrajero establecido alrededor de la palmera (ahí fue establecido), pero ya se ha escapado y está creciendo en el césped.

El maní forrajero es una maleza que ahora está invadiendo canchas deportivas, jardines, césped y orillas de carreteras (Fotografía 2). Ya es un escape, o sea una planta que fue introducida con un propósito (alimentación del ganado), pero ahora es una maleza. Se convirtió en una maleza ya que es difícil de eliminar a mano o con herbicidas. La capacidad de propagarse por estolones y semillas contribuye a su diseminación rápida. Las semillas se han encontrado hasta 30 cm de profundidad en el suelo, además no todas germinan al mismo tiempo (tienen latencia o dormancia) y siguen germinando por varios años.

Una investigación en Zamorano (tesis de Gladys Amanda López López, 2011) determinó que los mejores herbicidas para controlar el maní forrajero fueron: Basta 15 SL® (glufosinato de amonio), a las 4 semanas después de la aplicación redujo 94% el tamaño de la planta, Pastar 360 SL® (piridina + 2,4-D) 95% y  Roundup® (glifosato) 94%. Otros herbicidas evaluados fueron menos efectivos, Gramoxone Super® 20 SL (paraquat) la redujo 80%, Atranex® 90 WDG (atrazina) 77%, Basagran® 480 SL (bentazon) 65%, Flex® 25 SL (fomesafen) 63%, Sempra® 75 GD (halosulfuron metil) 45%, Merlin® 75 WG (isoxaflutole) 45%, Command® 3 ME (clomazone) 34% y Accent® 75 WG (nicosulfuron) 29%. Generalmente tratamos de eliminar esta maleza cuando invade el césped, pero unos herbicidas dañan el césped. El herbicida Pastar® 360 SL tiene la ventaja que controla al maní forrajero y no daña el césped, pero  Roundup® y Basta® 15 SL® lo dañan.

Zamorano Mani forrajero investigacion blog

Fotografía 3. Estolones del maní forrajero ya están creciendo afuera del lugar donde se colocó. Hay que tener cuidado de que no crezcan y se establezcan afuera del área donde se estableció originalmente.

El uso de esta planta como ornamental debe ser en maceteros o lugares confinados (Fotografía 3) para evitar su escape y que invada áreas en las cuales no queremos que crezca. Hay que evitar botar en cualquier lugar los estolones que se cortan porque se establecen si hay humedad en el suelo y luego es difícil eliminarla. Este es el principal medio por el cual el maní forrajero invade nuevas áreas. Recuerde que es mejor prevenir que lamentar.

1 Comment

  1. rony godoy dice:

    Muy bonita planta yo tengo un lote adornado de esta bellesa y de grama san agustin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español