Don Paco: Un adiós a un destacado Zamorano | Universidad Zamorano
“Riesgo Nutricional en Honduras: ¿Epidemia de Síndrome Metabólico?”
15 Marzo, 2017
XIII Torneo de Golf: Una esperanza para Jóvenes con Beca
20 Marzo, 2017

Don Paco: Un adiós a un destacado Zamorano

 “ZAMORANO fue, sin duda, una experiencia que cambió mi vida-Don Paco.

El Dr. Francisco Adolfo Sierra Ávila, “Don Paco” se graduó en la primera promoción de estudiantes de ZAMORANO en 1946. Él formó parte de una generación que tuvo el privilegio de trabajar muy de cerca con Wilson Popenoe, quien fue primer director de ZAMORANO y pionero de una iniciativa que hizo de Honduras no sólo el hogar de una prestigiosa universidad agrícola, sino también un vivero de notables jóvenes líderes de América Latina. La vida de Francisco ejemplifica los frutos invaluables de inculcar el ideal ZAMORANO en mentes jóvenes talentosas y ambiciosas.

En lo que pudo haber sido un día sin complicaciones trabajando en una gasolinera en la ciudad de Antigua Guatemala,  el joven Francisco recibió a un cliente inusual. Era Wilson Popenoe. Ese día, Wilson Popenoe percibió una mente inteligente y curiosa en el joven Francisco, extendiéndole así la invitación a aplicar a ZAMORANO. Este encuentro marcó lo que eventualmente se convertiría en un viaje que llevaría a Francisco a explorar nuevas oportunidades de crecimiento, no sólo para él sino también para su familia. Francisco era hijo de madre soltera quien trabajó incansablemente para proveer bienestar a sus hijos y enseñarles a perseverar en la búsqueda de sus sueños.

ZAMORANO se convirtió en el nuevo hogar de Francisco que, al igual que otros jóvenes que habían llegado a la institución, no podía costearse una educación. Como adolescente, Francisco no estaba muy interesado en asistir a la escuela o estudiar, pero pronto se dio cuenta de la necesidad de invertir tiempo diligentemente en sus estudios con el fin de crear oportunidades para lograr sus sueños.

Después de graduarse de ZAMORANO, Francisco terminó su licenciatura y maestría en Agronomía en University of Florida, en Gainesville, y luego su doctorado en Química del Suelo en North Carolina State University, en Raleigh. La vida profesional de Francisco se desarrolló, al inicio, en aulas, campos de producción y posteriormente en laboratorios de investigación.

Poco después de terminar su licenciatura en agronomía, trabajó como profesor de química en ZAMORANO, donde continuamente retaba a sus estudiantes a continuar aprendiendo a lo largo de sus vidas. Más tarde, comenzó a trabajar para la División de Investigaciones Tropicales y la United Fruit Company. Dedicó la mayor parte de su carrera al estudio de suelos y a la investigación agrícola.

Su familia lo recuerda como un apasionado por la agricultura que viajaba constantemente explorando nuevos territorios para hacerlos producir. Mientras trabajaba en proyectos de mapeo de suelos, exploraba campos agrícolas en diferentes países del mundo. En este momento, la United Fruit Company se encontraba buscando tierras fértiles para continuar su producción de banano. Tiempo después, Francisco fungió como director del Departamento de Agronomía y Suelos de la División de Investigaciones Tropicales. A medida que creció la demanda de plátanos, Don Paco también se desenvolvió como primer director encargado de ampliar las operaciones en Honduras, Costa Rica, Panamá y Colombia. Continuó viajando por todo el mundo buscando oportunidades para la United Fruit Company y asesorando a otros productores.

El Dr. Sierra se retiró en 1985 de la compañía y se convirtió en consultor independiente. Sus principales clientes continuaron siendo la United Fruit Company y diferentes productores independientes de Honduras y Costa Rica. Finalmente, a los 84 años, se despidió de todos sus clientes para pasar los restantes años de su vida con su esposa con quien había estado casado por 66 años, Ida Blanco Lainez de Sierra.

El amor de su vida, Ida, lo recuerda como un hombre honrado y amoroso. Un hombre que siempre estaba atento a las necesidades de su madre y hermana y a las del resto de su familia. Francisco e Ida tuvieron dos hijos, Luis y Claudio, quienes recuerdan a su padre con mucho amor y gratitud.

Don Paco falleció el 20 de febrero rodeado de amor familiar en La Lima, Honduras.

Que su ejemplo inspire a los jóvenes a perseguir sueños y a contribuir al bienestar de sus naciones.

1 Comment

  1. Simon Malo dice:

    Este es un mensaje dirigido a qualquier Zamorano Hondureño que conoce los hijos de Don Paco Sierra y su viuda Doña Ida. Veo que Don Paco a muerto. Quiero que me ayuden llegar mis sentimientos de gran pesame . Don Paco era un poco mayor a mi y muy admirado como un Zamorano que dio su ejemplo de obtener el Ph.D. mostrando a los compañeros jovenes que es posible y necesario. Cuando en 1955 yo estaba en Gainesville en la Uni de Florida Doña Ida me mandaba mi cheque de la beca del Rockefeller Foundation siempre con cariño y palabras de aliento. Tengo grandes recuerdos de esta gran pareja con grandes dotes de afecto y cariño. Que descanse en paz Don Paco, que nosotros los amigos jovenes le admirabamos y respetabamos como nuestro gran ejemplo. Afectuosamente Simon Malo ´54
    Mandado por Maria Malo la hija de Simon Malo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español