Emprendedor zamorano que apoya a productores apícolas | Universidad Zamorano
Una familia de zamoranos: Agroindustrias El Corral
16 agosto, 2017
Gemelos zamoranos lideran empresa láctea
13 septiembre, 2017

Emprendedor zamorano que apoya a productores apícolas

“Toda mi vida he tenido interés en las abejas” comenta Ricardo Andrés Díaz Meraz, graduado de la clase 2015. Este hondureño es un apasionado de la apicultura y tiene un especial interés en apoyar gratuitamente a los pequeños productores para que conozcan las mejores prácticas de manejo de colmenas y contribuyan a la salud de ecosistemas. Él también es cofundador de Miel Trigona, una empresa apícola en Tegucigalpa.

Su abuelo le transmitió el interés por las abejas

El abuelo de Ricardo tomó el mundo de las abejas como un pasatiempo. “Lo poco que mi abuelo recolectaba de miel lo vendíamos en la casa” recuerda el zamorano. Desde pequeño, Ricardo siempre admiró el trabajo que las abejas realizaban como equipo.

El aprendizaje en la Planta Apícola de ZAMORANO le puso en marcha

“Un día me llama un amigo de mi papá preguntándome si yo estaba interesado en una colmena que se había metido en una vieja refrigeradora, me dijo que si yo no la quería que la iba a quemar,” valientemente Ricardo y su hermano fueron a recoger la colmena. Claro que su abuelo manejaba colmenas pero no fue hasta que llegó a la Planta Apícola de ZAMORANO que aprendió los conocimientos básicos para aproximarse a colmenas y manejarlas de una manera segura.

Salvaron la colmena y la llevaron al patio de su casa en Tegucigalpa (que por cierto, no ocasionó ningún problema a la familia o a vecinos durante los dos años que permaneció en el patio). “Las avejas no son agresivas, son defensivas,” advierte Ricardo. Cosecharon miel una vez al año, y pasaban asombrados por como gracias a su hazaña y el trabajo de las abejas, su familia tenía miel.

Ricardo y sus hermanos fundan su empresa

“Empezamos a pensar en un nombre que describiera nuestra situación. Pensamos en Trigona, que significa tres ángulos en latín. Trabajaríamos mi hermana (Enma), mi hermano (Hector) y yo,” explicar Ricardo. El nombre también hace referencia a una especie de abejas nativas de Honduras. 

Ayudan a productores apícolas pequeños

“Un día conocí a una señora que toda su vida había trabajado con abejas pero de una manera bastante rústica. Le empezamos a capacitar y sus colmenas aumentaron de 20 a 100. Ella producía 5 kg por colmena y ahora su promedio de producción es de aproximadamente 20 kg por colmena. Le ayudamos a adoptar hábitos sencillos que tienen alto impacto en la producción. Es más, ahora brinda servicios de polinización a agricultores,” comparte Ricardo con emoción.

Beca para estudiar en el Centro de Investigaciones Apícolas en la Universidad de Costa Rica

Ricardo sigue aprendiendo sobre apicultura y el comportamiento de las abejas. Gracias a la tesis sobre abejas que condujo en ZAMORANO, Ricardo obtuvo una beca para continuar con sus estudios de posgrado. Este agosto él ha obtenido una Maestría en Apicultura Tropical.

Iniciar una empresa ha sido un reto para estos hermanos, pero ellos continúan su trabajo con pasión y deseo de ayudar a los pequeños productores a que conozcan más sobre el interesante mundo de las abejas y así puedan desarrollar apiarios saludables y productivos. ¡Felicidades hermanos Diaz Meraz por su ejemplo de emprendedurismo y servicio a la sociedad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español