Graduado zamorano promueve el reciclaje industrial en Centroamérica | Universidad Zamorano
Gemelos zamoranos lideran empresa láctea
13 septiembre, 2017
Emprendedora que contribuye a la conservación de la biodiversidad
18 octubre, 2017

Graduado zamorano promueve el reciclaje industrial en Centroamérica

iberplastic

¿Alguna vez se ha preguntado cómo deshacerse de la basura de los botaderos de su ciudad?

Ricardo Martinez, graduado salvadoreño de la clase 1988, se ha convertido en uno de los líderes en la reutilización del plástico de botaderos públicos para crear productos de limpieza doméstica e industrial y venderlos en Centroamérica, Estados Unidos y muy pronto Canadá.

Su interés en la protección del medio ambiente nació en ZAMORANO.

Las entretenidas e inspiradoras historias de cómo jóvenes han logrado la oportunidad de estudiar en ZAMORANO son muchísimas, Ricardo nos compartió la suya y lo que ha significado para él convertirse en un emprendedor.

Así llegó a ZAMORANO

Un día, Ricardo se encontró con un folleto sobre ZAMORANO. Lo empezó a leer y le interesó. Le comentó a su tío que le gustaría entrar ahí, y como ya había pasado el examen anual de admisión en El Salvador, su tío le apoyó económicamente para venir a Honduras a tomar el examen.

Aprobó su examen y el gobierno alemán le concedió una beca completa para estudiar. Habiendo aprobado el examen, Ricardo sabía que su familia no podría pagar los estudios. Un sábado, él pasó por la embajada alemana, alguien le había dicho que ahí daban becas, entonces les tocó la puerta. Le abrieron y él explicó los motivos de su visita. Ese mismo día le hicieron varios exámenes. Pero pasó el tiempo. Luego de tres meses, ya era tiempo de pagar la matrícula en una universidad de El Salvador, sin embargo, antes de pagar la matrícula, Ricardo decidió regresar a la embajada para saber qué había pasado con la petición de beca que había hecho. Al llegar, un señor alemán le dijo “me acaba de llegar un sobre, dejáme revisar”.  Abrió el sobre, lo leyó y le dijo a Ricardo: “Te felicito, te acaban de dar una beca para ZAMORANO”.

Durante sus años de estudiantes, Ricardo recuerda que ZAMORANO fue una de las primeras organizaciones en hablar sobre el cuidado del ambiente. El escuchar sobre la necesidad de ser responsable con el uso de los recursos naturales le marcó.

Al terminar de estudiar en Honduras, Ricardo ingresó al INCAE Business School en Costa Rica y logró su maestría en negocios. Regresó a su país y empezó a trabajar en la industria de destilería. El grupo de empresas para las que trabajaba compraba la melaza de los ingenios azucareros y la convertía en alcohol como materia prima para varias industrias –por cierto, el alcohol no solo es usado en bebidas, es un solvente de múltiples usos.  Ahí trabajó por 17 años de su vida, Ricardo los recuerda con mucho cariño.

De un salario seguro a la incertidumbre

“Me sentía muy contento en mi trabajo, pero quería hacer más en la vida. Busqué tres socios, uno de ellos fue mi jefe de años a quien aprecio mucho, y mis dos hermanos”, explica Ricardo.

Él tenía un empleo estable y un jefe muy bueno. Saltar de un salario seguro a la incertidumbre, no fue fácil. Él estaba muy consciente de que no solo el salario suyo dependería de su trabajo sino el salario de familias.

En cuanto a emprendimientos, Ricardo ha aprendido una nueva palabra: resiliencia. Fue un inicio de bastante trabajo y responsabilidad. Y este ya es el sexto año desde que la nueva empresa inició.

La monumental misión de reutilizar la basura plástica

La empresa de Ricardo, IBERPLASTIC, es líder regional (desde el sur de México hasta el norte de Colombia) en la creación de productos para la limpieza (cepillos, escobas, entre otros) a partir de la basura plástica encontrada en los botaderos.

Ricardo continúa apoyando a ZAMORANO. Actualmente, él es el vicepresidente del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), organización que apoya con becas a jóvenes salvadoreños para que tengan la oportunidad de estudiar en esta universidad.

“Yo animo a los jóvenes que actualmente estudian en ZAMORANO a que no se desanimen, al final de este túnel largo y difícil van a encontrar buenos frutos que llevarán a sus familias y a sus comunidades”, aconseja Ricardo.

Felicitaciones a Ricardo por su iniciativa de abordar por medio de su emprendimiento un problema tan común y a la vez complejo en nuestros países: la contaminación por desechos plásticos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español