Cinco cosas de Samuel Zemurray que quizá no conocías | Universidad Zamorano
¡Conmovidos por haber recibido, estos chicos ahora deciden dar!
15 enero, 2018
Trabajo campo zamorano EAP
AGEXPORT y ZAMORANO unidos para aportar a la profesionalización del sector agrícola
19 enero, 2018

Cinco cosas de Samuel Zemurray que quizá no conocías

­Seguro has escuchado el nombre Samuel Zemurray y sabrás que él es el fundador de ZAMORANO pero algunos datos de su vida te sorprenderán. Sus habilidades innatas en los negocios le llevaron a crear un exitoso negocio bananero, lo cual le llevó a explorar Honduras y otros países de Centro América. Su deseo de construir una escuela agrícola fue una manera de devolver un bien a la región que tanto le benefició en su negocio. Fue padre de Samuel Zemurray Jr., quien murió en 1943 en la segunda guerra mundial, y Doris Z. Stone, mujer de personalidad vibrante que con su inteligencia y personalidad dio vida a muchos proyectos de investigación y ayuda social en la región Centro Américana.

Aquí te contamos cinco datos inspiradores de la vida del Señor Zemurray:

  1. Nació en Ucrania el 18 de enero durante un congelador invierno de 1877.

Vino de una familia de músicos y comerciantes que vivían en una aldea llamada Shargorud, lugar que antes aparecía en los mapas de Rusia, pero ahora es parte de Ucrania. A pesar de que terminó su vida con muchos bienes y riqueza, sus orígenes son tan humildes como los de tantos ciudadanos de países en desarrollo que dejan su tierra buscando una vida mejor hacia el norte.

  1. Buscándole una vida mejor, sus padres le enviaron de niño a Selma, Alabama, en Estados Unidos, a vivir con una tía.

De niño, su primer trabajo en Estados Unidos fue asistiendo a un vendedor ambulante. Luego se dedicó a limpiar casas y repartir pan. Pero él siempre se acordaba que para tener éxito tenía que hacer más de lo que se esperaba de él.

  1. Fue un admirable hombre de negocios: tenía una memoria privilegiada para los números y para recordar datos.

Fue en Estados Unidos donde conoció las frutas tropicales, incluyendo el banano. A los 18 años, con una habilidad especial por los negocios, se involucró en el trabajo de vender bananos maduros, lo cual en ese tiempo era tarea difícil porque en el viaje de una ciudad a otra se dañaban muy rápido. Su truco era comprarlos cuando comenzaban a volverse pecosos y los vendía antes de que se estropearan. Las ganancias fueron muy buenas. Al juntar una suma considerable de dinero, mandó por sus parientes restantes en Rusia y les pagó sus pasajes.

  1. En 1938 se convirtió en presidente de la United Fruit Company.

Durante los años de depresión de Estados Unidos, logró salvar de la quiebra a la UFCo y por necesidad de la administración le nombraron presidente. Él mismo comentaba que no entendía las finanzas pero tenía el don de la objetividad, mantenía la serenidad en momentos difíciles y atraía la lealtad de sus empleados y de todos con los que trabajaba.

  1. Visitó ZAMORANO dos veces.

La primera visita fue en 1946 después de la primera graduación y la segunda en 1947. En su última visita ya tenía 70 años. El propósito de crear la escuela era entrenar a la juventud y desarrollar nuevos conocimientos que ayudaran a los países de la región.

***Datos tomados del libro El ZAMORANO: Afrontando el Reto de la América Tropical escrito por Simón Malo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español