Alimentos funcionales: ¿qué son y cuáles están disponibles? | Universidad Zamorano
La leche, el superalimento de todos los tiempos
31 mayo, 2018
Manejo forestal responsable
15 junio, 2018

Alimentos funcionales: ¿qué son y cuáles están disponibles?

Autores: Sofía Raquel Mejía Motiño, Practicante de la Carrera de Nutrición de UNITEC en el Laboratorio de Nutrición Humana de ZAMORANO bajo supervisión de Dra. Adriana Hernández ( ahernandez@zamorano.edu ), Profesora Asociada y Jefe del Laboratorio de Nutrición Humana, y de MSc. Adriana Di Iorio  ( adi@zamorano.edu ), Profesora Asistente de Nutrición Humana.

Los alimentos funcionales son definidos por el Consejo de Alimentación y Nutrición de la Academia de Ciencias de los Estados Unidos, como aquellos “alimentos modificados o que contienen ingredientes que demuestren acciones que incrementan el bienestar del individuo o que disminuyen los riesgos de enfermedades, más allá de la función tradicional de los ingredientes que contienen”1. El origen de los alimentos funcionales se remonta a los años 80 en Japón, cuando a raíz de los altos costos en salud pública causados por una mayor expectativa de vida y crecimiento de población mayor se impulsó el desarrollo de productos alimentarios que, como parte del consumo regular en la dieta diaria, favorecieran el estado de salud considerándose una medida preventiva para reducir el riesgo a desarrollar enfermedades.

Debido a los múltiples estudios que demuestran la relación entre dieta y salud, la producción y el mercado de los alimentos funcionales ha crecido ampliamente, siendo impulsados principalmente por las nuevas tendencias de consumo donde los consumidores eligen sus alimentos de acuerdo a las propiedades y a los beneficios que les confieren, en el afán de mantener un buen estado de salud2.

Japón cuenta con un sistema regulatorio para definir los productos alimentarios que podrán ser identificados como FOSHU (Food with Specific Health Uses)1, e incluyen en su presentación una declaración nutricional o propiedad saludable, definida por la FAO como  “cualquier representación que afirme, sugiera o implique que un producto posee propiedades nutricionales particulares”3. En Estados Unidos, el FDA (Food and Drug Administracion)4, es el ente encargado de evaluar el efecto de los alimentos disponibles en el mercado y de autorizar el uso de declaraciones nutricionales (Health Claims) en los productos funcionales, mientras que el EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) en Europa cumple con esta función 5.

Centroamérica dispone del Reglamento Técnico (RTCA) para el Etiquetado Nutricional de Productos Alimenticios Pre envasados para Consumo Humano para la población a partir de los tres años de edad, donde se establecen los requisitos para los productos que declaran que un alimento confiere un beneficio nutricional. Igualmente menciona que el Ministerio de Salud de cada país es el encargado de verificar el uso de cualquier declaración específica sobre propiedades de los alimentos como de cualquier otra declaración nutricional que deberá contar con sustento técnico y científico para demostrar el efecto que se declara y su relación con la salud6.

Con el fin de conocer el tipo y la cantidad de productos “alimentos funcionales” ofertados en Honduras, el Laboratorio de Nutrición Humana (LNHZ) de ZAMORANO realiza una investigación en la que se visitaron los principales supermercados del país donde se recopiló información a partir de las etiquetas nutricionales de más de 250 de productos alimenticios con supuestas propiedades funcionales y así crear una base de datos en la que serán categorizados por tipo de producto.

Como avance preliminar de la investigación que será finalizada en los próximos meses, se ha definido que el origen de la mayoría de los productos identificados con una declaración nutricional o propiedad saludable son de origen extranjero (Estados Unidos, México, Guatemala, Costa Rica y El Salvador).

Muchos de los productos contienen sellos otorgados por varias organizaciones de sus países de origen que se encargan de verificar el cumplimiento de ciertos estándares en la producción y el procesamiento del alimento. Entre los sellos de calidad más observados, encontramos los siguientes:

  1. Orgánico, que certifica los alimentos o productos de agricultura producidos sin haberse utilizado fertilizantes sintéticos, lodo de aguas residuales, irradiación e ingeniería genética7 otorgado por USDA Organic.
  2. No genéticamente modificado (Non GMO), que certifica los productos cuyos ingredientes e instalaciones de fabricación están libres de alimentos genéticamente modificados8 otorgado por Non GMO Project de los Estados Unidos.
  3. Grano entero or Whole Grain otorgado por el Consejo Oldways Whole Grains a los productos legítimos de granos integrales que contienen al menos la mitad de una porción de grano integral.
  4. Libre de gluten o Gluten Free, que certifica a los productos alimentarios que contienen 10ppm o menos de gluten, otorgado por la Gluten Free Organization.

Los productos con propiedades funcionales que más se comercializan en Honduras son los productos lácteos enriquecidos, los productos con cereales y los granos enteros.  Dentro de los primeros se incluyen las leches enriquecidas con vitaminas A, D, C, complejo B, hierro, zinc y calcio, con declaraciones saludables sobre los beneficios para la prevención de la osteoporosis y las carencias de vitaminas, además de leches bajas en grasa o complementadas con prebióticos.  También se encuentran disponibles yogurts enriquecidos con vitaminas y minerales, con alto contenido de proteínas y con prebióticos, probióticos y simbióticos cuyo beneficio declarado radica en suprimir el crecimiento de microorganismos patógenos.

Los productos derivados de cereales y granos enteros incluyen los cereales de desayuno, galletas, barras de cereal, avenas, fibras, granolas, arroz, panes, tortillas y harinas. La mayoría de estos productos están, al igual que las leches, enriquecidos con vitaminas A, C, D, E, complejo B, hierro y zinc. Muchos de ellos contienen fibras prebióticas como la inulina y los fructooligosacáridos (FOS), adicionadas con el propósito de mejorar la microbiota intestinal y disminuir el estreñimiento. Igualmente, se adiciona la linaza por su alto contenido de fibra alimentaria, ácidos grasos omega-3 y compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes y anticancerígenas, disponibles en panes, galletas y barras de cereal que adicionalmente contienen frutas como las pasas y fresas ricas en antocianinas, taninos y flavonoles.

En menor cantidad se han encontrado otros productos como aceites enriquecidos con vitaminas A, D y omega-3 que les confieren propiedades antiinflamatorias; jugos de uva y de arándanos ricos en polifenoles, enriquecidos con calcio y vitamina C. La línea de mayonesas se caracterizó por un contenido reducido de grasas y calorías, con aceite de oliva añadido.

A pesar de la gran variedad de alimentos funcionales que se encuentran disponibles a la fecha en Honduras, aún constituyen un pequeño porcentaje frente a la amplia gama y variedad de productos procesados y ultraprocesados caracterizados por su alto contenido en sodio, grasas saturadas y azúcar y cuyo elevado consumo contribuye al desarrollo de enfermedades degenerativas y metabólicas como la diabetes, hipertensión y síndrome metabólico, de amplia prevalencia a nivel global.

El Laboratorio de Nutrición Humana (LNHZ) de ZAMORANO tiene como misión proporcionar de manera profesional y especializada servicios de evaluación nutricional (calidad celular, antropometría, consumo de alimentos, indicadores bioquímicos y actividad física) para contribuir a la formación del talento humano, brindar respuestas a la problemática identificada y fomentar el bienestar de la población. Le invitamos a visitarnos  https://www.zamorano.edu/laboratorio-nutricion-humana/nosotros/.

 

Bibliografía

  1. Valenzuela BA, Valenzuela R, Sanhueza J, Morales IG. Alimentos funcionales, nutraceúticos y foshu: ¿vamos hacia un nuevo concepto de alimentación? Rev. chil. nutr. [Internet]. 2014  Jun [citado  2018  Mayo  16];  41(2): 198-204. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182014000200011&lng=es
  2. Jiménez-Colmenero F. Emulsiones múltiples: compuestos bioactivos y alimentos funcionales. Nutr. Hosp. [Internet]. 2013  Oct [citado  2018  Mayo  16];  28 (5): 1413-1421. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013000500007&lng=es.
  3. Directrices del Codex Sobre Etiquetado Nutricional. FAO. [Internet] 1993 [citado 2018  Mayo  16], Disponible en: http://www.fao.org/docrep/w8612s/W8612s05.htm
  4. An integrated systems-based model for substantiation of health claims in functional food development.Elsevier. [Internet] 2015 Jan [cited 2018 May 16]; Volume 41, Pages 95-100. Available at: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0924224414001976
  5. Info Session on Applications – Health claims – Technical meeting on the reporting of human studies submitted for the scientific substantiation of health claims. [Internet] 2013 November [citado 2018  Mayo  16] Available at: http://www.efsa.europa.eu/en/events/event/131120
  6. Etiquetado Nutricional de Productos Alimenticios Pre envasados para Consumo Humano para la Población a Partir de los 3 Años. WHO [Internet] sin fecha [cited 2018 May 17]; Disponible en: https://extranet.who.int/nutrition/gina/sites/default/files/COMIECO%202011%20Etiquetado%20Nutricional%20de%20Productos%20Alimenticios%20Preenvasados%20para%20Consumo%20Humano.pdf
  7. Organic Production & Handling Standards. USDA. [Internet] 2016 Nov [cited 2018 May 17] Available at: https://www.ams.usda.gov/publications/content/organic-production-handling-standards
  8. Steps to Verification. Non GMO Proyect. [Internet] 2016 [cited 2018 May 17]; Available at: https://www.nongmoproject.org/product-verification/steps-to-verification/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español