Alternativas agroecológicas para sobrellevar la crisis alimentaria | Universidad Zamorano
El frijol Rojo Chortí una variedad que puede enfrentar la problemática de sequía
7 septiembre, 2018

Alternativas agroecológicas para sobrellevar la crisis alimentaria

La canícula en un período típico o en un año normal ocurre desde el 15 de julio al 15 de agosto, o en ciertos años puede iniciar antes o prolongarse hasta cinco días y puede decirse que es normal. Los productores en el campo, dependiendo de la zona del país donde se localicen, la esperan en estas fechas. Cuando se extiende por más de una semana o diez días ya puede ser crítico, porque cualquier cultivo no es capaz de sobrevivir sin adicionarle riego y soportar periodos de 40 días sin lluvia o sin suministro de agua.

Estudios y puestas en práctica

La Escuela Agrícola Panamericana también conocida como Universidad Zamorano, siendo una institución referente en temas agrícolas, ha hecho evaluaciones y validaciones de las prácticas de producción agroecológicas y resilientes, con el objetivo de mitigar y reducir la pérdida de cultivos ocasionadas por las sequías o la canícula extendida. Para el Ing. Josué Leon, Profesor de Recursos Hídricos de la universidad esto representa una preocupación, pues más del el 75% de la agricultura que se practica en el país es agricultura de secano o agricultura que no tiene infraestructura para riego.

León Comparte una práctica agroecológica que han implementado es la de simular las condiciones naturales en las que un cultivo se desarrolla, combinando el cultivo agrícola con otros elementos de la naturaleza; uno de ellos es la cobertura permanente del suelo con rastrojo de las mismas parcelas. “Con esta práctica estamos realizando mediciones de humedad y temperatura en el suelo. Los datos nos dicen que podemos retener hasta unos 20 metros cúbicos (el equivalente a 100 barriles) de agua por hectárea, aún en días sin lluvia, esta humedad y agua disponible es aprovechada por los cultivos”, explicó.

Otra práctica agroecológica consiste en dejar árboles dispersos que generan condiciones de clima con más resiliencia para un cultivo por sombra, no todos los cultivos toleran la sombra, pero se han realizado ensayos con maíz y frijol y ciertas especies de árboles, obteniendo resultados favorables.

Afirmó que también cuentan con otras alternativas agroecológicas, tal es el caso de la utilización de microorganismos de montaña adicionados al suelo, que vuelven a los cultivos más resistentes a los extremos de temperatura como el caso de sequía, esa práctica consiste en suministrar vida en el suelo. La descomposición de materia hace que haya más materia orgánica y a la vez más retención de humedad y por ende más actividad en el suelo, esto permite que la planta más nutrida resista picos de temperatura.

Capacitación a productores

Es gracias a estos estudios que la Universidad Zamorano como institución educativa de referencia han sido invitados para formar recurso humano con el Programa Mundial de Alimentos –PMA- del programa de Gobernanza Hídrica Territorial y del proyecto Prosasur, todos del corredor seco y con diferentes donantes, para capacitar técnicos agrícolas que están trabajando en campo sobre prácticas orientadas a sequías y con productores líderes, que sean capaces de replicar el conocimiento al resto de la población.

  • La agroecología combina las prácticas culturales con prácticas agroecológicas.
  • Nuestra finalidad es reducir riesgos por inseguridad alimentaria que a la vez es ocasionado por la pérdida de los cultivos a consecuencia de la sequía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español