La orquídea nacional de Honduras y la contribución de Zamorano en su nombramiento | Universidad Zamorano
¿POR QUÉ SON IMPORTANTES LAS PASANTÍAS PROFESIONALES?
6 septiembre, 2018
Cabezuelas
MALEZAS PARIENTES DEL GIRASOL
17 septiembre, 2018

La orquídea nacional de Honduras y la contribución de Zamorano en su nombramiento

Autora: Licda. Rina F. Díaz,

Fotografía: Luis Bejarano

En el período comprendido entre 1946 a 1969, la flor nacional de Honduras fue la rosa, pero se descartó por no ser una planta nativa del país. Según una entrevista brindada por Antonio Molina, quien fuese curador del Herbario Paul Standley de la universidad Zamorano, el Ministerio de Educación sugirió al gobierno nombrar una especie netamente hondureña, así fue como el mismo Molina junto con Paul Standley, propusieron una orquídea, y debido a su peculiaridad y belleza en noviembre de 1969 se aprobó la “orquídea de la virgen” (llamada en aquel momento Brassavola digbyana) como flor nacional.

Espécimen de herbario en Zamorano Rhyncholaelia digbyana var. fimbripetala

El nombre científico de esta orquídea tiene su propia historia y después de algunas revisiones taxonómicas se concluyó que la flor nacional no es una Brassavola, la especie correcta es Rhyncholaelia digbyana. Existen dos poblaciones de R. digbyana que se extienden desde la península de Yucatán en México hasta Honduras, cada población describe una variedad diferente. La flor nacional es Rhyncholaelia digbyana var. fimbripetala y se considera endémica a Honduras.

La orquídea de la virgen es una planta epífita, es decir, crece sobre árboles y posee llamativos pétalos blancos que se complementan con el tamaño y fragancia de la flor. Se encuentra en bosques mixtos de pino-encino en elevaciones de 800 msnm, florece entre mayo-agosto y sus flores duran alrededor de una semana. Produce abundantes semillas y es de fácil cultivo, convirtiéndola en una buena candidata para aplicar el cultivo de tejidos como una estrategia de conservación de la especie ya que las poblaciones silvestres se han reducido considerablemente, en particular por la destrucción de su hábitat, uno de los principales problemas que enfrenta la flora del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español