Embajador internacional del café, Carlos Guerra barista y graduado zamorano
3 abril, 2019

Universidad Estatal de Louisiana (LSU) otorga premio “Estudiante Líder del Año” para Franklin Bonilla, clase 2014

La institución aseguró que el impacto que este zamorano ha hecho en su organización y en la comunidad circundante sirve como inspiración para los estudiantes de LSU.

Por su liderazgo organizado, entusiasmo e ingenio, Campus Life de la Universidad Estatal de Louisiana (LSU), distinguió con el premio Estudiante de Posgrado Líder del Año 2019 a Franklin Bonilla, graduado Zamorano, clase 2014, que actualmente cursa su Doctorado en Nutrición y Ciencias de la Alimentación, en esa institución estadounidense.

Originario de Santa Rosa de Copán, Honduras, Franklin, egresó de Zamorano como Ingeniero de la Carrera de Agroindustria Alimentaria, institución a la que sigue ligado, al ser presidente de la junta directiva de la Sociedad Agrícola de Zamorano, ZAS-LSU 2018.

Directiva de ZAS-LSU 2018​

Directiva de ZAS-LSU 2018​

El reconocimiento fue otorgado en el marco de los Love Purple Live Gold Awards 2019, que premian el esfuerzo y dedicación para hacer de la LSU un entorno emocionante y vibrante para las organizaciones estudiantiles, líderes y asesores.

Líder Zamorano en LSU

La distinción se adjudica a un estudiante de posgrado que ha hecho una contribución significativa a la calidad de vida en LSU. El estudiante seleccionado para este premio ha impactado más de un área de la vida del campus y sirve como un modelo a seguir, demuestra la capacidad de colaborar con otros estudiantes y de cumplir con los compromisos.

Para Franklin, el premio de liderazgo representa el primero de su carrera, marca su vida profesional e inspira a apoyar a más personas latinas para que continúen con sus estudios. “Durante mi tiempo en LSU siempre he tenido la oportunidad de trabajar con personas talentosas y con generadores de excelentes ideas. De esta forma, logré mejorar mis habilidades como líder en temas de comunicación y trabajo en equipo”.

Asegura que el reconocimiento lo logra por el apoyo recibido de personas que decidieron trabajar por los objetivos establecidos en las organizaciones en las que está involucrado. Dentro de sus planes a futuro, aspira a convertirse en un líder capaz de generar cambios profundos en los sistemas educativos de los países latinos, principalmente de Honduras, y brindar soluciones para incrementar las oportunidades a jóvenes para que puedan obtener educación de calidad.

“Las estadísticas a nivel educativo demuestran que carecemos de buenos líderes, en Honduras solo el 8% de las personas empleadas obtuvieron un título universitario. Estas cifras solo demuestran que tenemos demasiado trabajo por delante, y la salida de la crisis que viven nuestros países inicia con la educación de nuestros pueblos”, agregó.

El trabajo lo vence todo

Como hijo de una maestra de educación primaria, recordó a la juventud latinoamericana que los recursos económicos no deben impedir sus sueños. “Mi madre no es Zamorana, pero me recuerda la principal frase de mi alma máter, Labor Omnia Vincit, el trabajo todo lo vence. Esta frase es una de mis grandes motivaciones para seguir trabajando en mis sueños y objetivos profesionales”, apuntó.

Para este zamorano, el cambio en cada país debe iniciar por los principales actores, que, son los jóvenes, pasando por la eliminación de la cultura de indiferencia que está afectando las comunidades y convirtiéndose en agentes de cambio para su desarrollo.

Franklin es un joven que inspira, y en su corta carrera ha recibido diversidad de becas y reconocimientos. Durante su graduación como ingeniero zamorano obtuvo el primer lugar de la clase 2014. Luego estudió su Maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos con una Concentración en Sistemas de Bioprocesamiento de Alimentos, y actualmente es estudiante de Ph.D. en Ciencia y Tecnología de Alimentos.

Durante su Maestría, en 2017, fue reconocido por “Gamma Sigma Delta”, como estudiante sobresaliente, honor que otorga la Sociedad Honorífica de Agricultura. Además, ha sido un miembro muy activo del Club de Ciencias de la Alimentación-LSU (ex Vicepresidente) y de la Sociedad de Graduados de Zamorano en LSU (Presidente 2018).

Dr. William B. Richardson, decano del Departamento de Agricultura de LSU y Franklin Bonilla

Dr. William B. Richardson, decano del Departamento de Agricultura de LSU y Franklin Bonilla

Su interés en la investigación ha sido en el área de mariscos, ya que se desempeñó como pasante en Ocean’s Beauty Seafood, trabajando con el Salmon Silvestre de Alaska, y actualmente está investigando la extensión de la vida útil de productos alimenticios utilizando los desechos del marisco como preservantes.

Comenzó su doctorado en Ciencia y Tecnología de Alimentos durante la primavera de 2018, y ahora está trabajando con la inactivación de patógenos de alimentos utilizando la tecnología de micro poros en empaques para productos en microondas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español