Embajadora de la extensión agrícola en línea, Pilar Paz, recibe Premio al Logro Superior 2019
25 septiembre, 2019

A Zamorano venimos a estudiar agricultura y nos formó para la vida: Clase 69

De la generación de 1969 se graduaron 55 profesionales, que se convirtieron en destacados empresarios, investigadores, científicos y académicos, que por medio siglo han representado la excelencia de la educación Zamorana, volviéndose orgullo de sus familias y países.

Mas allá de aprender sobre técnicas para una buena producción agrícola, Zamorano los formó para la vida, aseguran graduados de la Clase 1969, al reunirse en la universidad para festejar 50 años de egresados de la institución que les brindó los valores esenciales para el buen vivir, en un oasis de moralidad, solidaridad, disciplina y amor al trabajo, que los convirtió en profesionales agrícolas referentes de Latinoamérica.

Para estos graduados ejemplo de generaciones, el rol actual que cumple Zamorano es extraordinario y va acorde con la realidad que se vive, sin embargo, mantiene la mística que lo ha caracterizado por más de siete décadas y esa es la enseñanza del aprender haciendo, que ha cambiado la vida de sus 8,705 egresados, coinciden.

El graduado de Guatemala y actual miembro de la Junta de Fiduciarios, Juan Medrano, reconoció que Zamorano es un ejemplo como universidad, única en América. “He estado viajando últimamente por Centroamérica y Sur América y de las cosas más especiales que encuentro es como zamoranos jóvenes recién graduados están teniendo éxito, y especialmente tienen la mística zamorana en su mente, la mística de trabajo y de pasión por las actividades que están haciendo”, agregó.

Para este graduado, su alma máter brinda oportunidades de cambio personal y de vida y es algo que deben apreciar sobre todo quienes actualmente estudian en esta universidad, y la manera de retribuir la oportunidad que se les otorgó es luchando con excelentes calificaciones, y valorando la disciplina que después es algo que se aprecia como una forma de vida para mantener la integridad y ser de bien para la sociedad y el mundo.

Ricardo Antonio Tom Mondragón, graduado nicaragüense, dijo apreciar el recorrido que se les dio por el campus. “La visita fue extraordinaria, no podía faltar, gracias a Dios que estoy aquí, lo he apreciado con todo el corazón y espero regresar más seguido”, expresó.

Juan Alger Pineda, graduado hondureño, manifestó que “volver a ver a los compañeros y ver el crecimiento espectacular que ha tenido la institución no solo en la parte de infraestructura sino en la estructura académica que tiene ahora ha sido excelente, ya que en Zamorano no solamente se enseñan las técnicas de la buena producción agropecuaria, sino los valores esenciales para el buen vivir, el buen ser, el buen querer y la solidaridad humana, y eso cambio mi vida complemente”.

Por su parte, Juan Steer, graduado boliviano sostuvo que volver a ver a compañeros y amigos, es reencontrase con la familia y es ver a una institución impecable, a la que llegaron a estudiar y se convirtió en su casa especial, a donde entraron muchachos y salieron hombres con apego al trabajo sin miedo de encarar cualquier labor, confiados en lo que podían hacer. “Es difícil encontrar otra institución que te pueda imprimir esas cosas. Al margen de los libros, esto fue una escuela de vida”, concluyó.

Luego del recorrido que hicieron por las instalaciones de la universidad, el grupo de graduados se reunió con el rector Dr. Jeffrey Lansdale y con el Decano, Luis Fernando Osorio, quienes dieron una charla sobre los avances y la visión de futuro de Zamorano como institución garante de educación de calidad. Asimismo, se les hizo entrega de un diploma de agradecimiento en nombre de Zamorano y la Asociación de Graduados de la Escuela Agrícola Panamericana (AGEAP Internacional).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español