Intercambio de experiencias y conocimientos en 33 Convención Internacional de Zamoranos “Rodolfo Arámbulo Morán”
31 octubre, 2019
Ecuador galardona a Zamorano con Medalla al Mérito Educativo y Condecoración Batalla de Pichincha
4 noviembre, 2019

Gradúan a 152 profesionales y técnicos en Seguridad Alimentaria y Nutricional

Gradúan a 152 profesionales

En el cierre de la actividad los participantes relataron historias de éxito que han tenido en sus comunidades. Asimismo, se presentaron los resultados y las lecciones aprendidas.

Zamorano, Unión Europea y la Secretaría de Coordinación General de Gobierno, a través de la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional (UTSAN) celebró la graduación de 152 profesionales, técnicos y extensionistas rurales, formados durante este año en el diplomado en Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN), con el fin de luchar por una Honduras sin hambre y contra la malnutrición que impacta sobre las familias y la sociedad en general.

Formados bajo diversas temáticas, los participantes tendrán la capacidad de contribuir con los gobiernos locales, entidades gubernamentales, mancomunidades y Organizaciones No Gubernamentales (ONGS), entre otros, para impulsar políticas públicas que favorezcan el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollos Sostenible (ODS) que impulsa la Organización de las Naciones Unidas, de los cuales Honduras es signatario.

Como parte del compromiso con el hambre cero, Zamorano capacitó a los participantes de cuatro regiones del país, es decir, Choluteca, Centro-Oriente, Comayagua y Valle de Sula, quienes podrán transferir los conocimientos adquiridos para apoyar con acciones de divulgación y mecanismos para enfrentar emergencias, problemas alimentarios y nutricionales mediante liderazgo, sostenibilidad, y estrategias vinculadas a planificación local teniendo como prioridad a las poblaciones más vulnerables.

El decano Dr. Luis Fernando Osorio, felicitó a los profesionales, y en su mensaje describió a Zamorano como una institución donde la nutrición es relevante e importante si se ve a los alimentos como vehículos eficientes de nutrientes para las personas. “Una simple decisión de cambiar estilos de vida, de escoger alimentos saludables, tener una dieta balanceada y vigilar que tipo de alimentos consumimos tiene un gran impacto en la salud y en la productividad que podamos tener como seres humanos”, añadió.

José Lino Pacheco, director de la UTSAN, dijo que el país tiene muchos retos en el área alimentaria y nutricional, y una medida para lograr el cumplimiento del objetivo hambre cero, es con educación, por ello se ha priorizado atender con mayor intensidad el tema a través de la formación de profesionales. “Los 152 graduandos han puesto un máximo esfuerzo para poder alcanzar la calificación exigida con el estándar de Zamorano. Tenemos desafíos con enfermedades crónicas no transmisibles y subalimentación, que vamos a atender fuertemente, y solo con personas formadas podemos ir cumpliendo, porque la educación es lo que hace la diferencia y ayuda a cambiar vidas”, agregó.

Karim Timpel, directora de Healthy Niños en San Francisco de Yojoa, graduada del diplomado aseguró que la experiencia fue enriquecedora, y lo aprendido le permitirá trabajar de mejor manera en el tema de desnutrición en los departamentos de Cortés, Santa Bárbara, Comayagua y Yoro, donde la organización tiene impacto y ayuda sobre todo en las zonas rurales que tienen mayor tasa de desnutrición. “Lo aprendido refuerza lo que la organización hace y nos da herramientas adicionales para implementarlas en beneficio de las personas en comunidades remotas y con mayor necesidad”, expresó.

Arles Castillo, colaborador de Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el departamento de La Paz, calificó el diplomado de significativo ya que la estructura encajó todo lo concerniente a seguridad alimentaria y le permitirá incidir en el logro del objetivo ODS. “Esto me ayudará a poner más hincapié con la gente que trabajábamos, para hacer notar la incidencia que debe tener cada involucrado”, manifestó.

Los participantes coincidieron que el tema investigativo les ayudó a obtener información en las comunidades y reforzarla para una nutrición adecuada, y trabajar de cerca con las familias exponiéndoles información de como alimentarse adecuadamente. La socialización con otras organizaciones les permitirá extender la red de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español