Zamorano gradúa a su septuagésima cuarta promoción de profesionales agrícolas, Clase 2019
8 diciembre, 2019
Fundación Kellogg y Zamorano: tres décadas brindando oportunidades que trasforman vidas
13 diciembre, 2019

Webinar: ganadería tropical y cambio climático

El conocimiento de los estudiantes de la Maestría en Agricultura Tropical Sostenible (MATS), se expande a través de conferencias, eventos científicos y webinars. Se inscribieron y participaron personas de países como: Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Perú, que durante la conferencia interactuaron en la capacitación relacionada con la producción ganadera y las emisiones GEI.

A nivel mundial son diferentes las actividades que emiten Gases de Efecto Invernadero (GEI) y las correspondientes a la ganadería equivalen al 14.5% del total de las emisiones producidas por los humanos. La producción de carne vacuna, la extensión de los pastizales, el cambio de usos de suelos y la deforestación en los países en desarrollo y de la región del trópico, donde está ubicado un fragmento de América Latina y el Caribe, contribuyen al 1.9% de emisiones de GEI.

Después del trópico, la contribución de las emisiones por región corresponde al 1.6% en Asia Oriental, 1.5% en Asia Meridional, y 0.6% tanto en América del Norte como en Europa Occidental. Aunque las emisiones regionales y según el perfil del ganado varían, permiten identificar con claridad dónde se centra la problemática.  Sobre el tema se refirió el Ing. Dikson Marín López, estudiante de la primera promoción de la Maestría en Agricultura Tropical Sostenible (MATS) de Zamorano, en el webinar “Ganadería Tropical y Cambio Climático”, desarrollado como parte de una iniciativa del programa de posgrado de la universidad para divulgar la ciencia y visibilizar sus investigaciones.

El Programa Nacional de Extensión Agrícola y Ganadera de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) y Zamorano, a través de la MATS, trabajan en Honduras en el desarrollo del inventario de GEI en el sector ganadero de leche siguiendo las directrices del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

Estrategias de adaptación y mitigación

Durante el webinar el ing. López, expuso sobre la relación de la producción ganadera con las emisiones GEI por el manejo que se les da a las cadenas de suministro de ganado. Es decir, antes solamente se tomaba en cuenta la evolución fisiológica y anatómica de los animales; mientras que, hoy en día, se analiza el ciclo de vida del producto ganadero y su entorno lo cual permite evaluar cada etapa del proceso de producción.

Refirió que la importancia de estimar los GEI permite tener un punto de partida para generar y aplicar estrategias de adaptación y mitigación efectivas. Estas deben integrar la resiliencia como parte esencial de la funcionalidad de los agroecosistemas y la ganadería tropical. Por eso, desde hace muchos años, se han venido estudiando los panoramas que puedan adaptarse y replicarse a cada región y que sean viables para cada país.

En Australia, por ejemplo, se propuso un grupo de estrategias que consisten en: reducir el desperdicio de alimentos; vencer las brechas de tecnologías asociadas a la productividad; promover la intensificación ganadera, -esto significa potenciar los cambios en los modos de producción porque han sido efectivos en donde se han aplicado, impulso de dietas saludables; y cambio a una dieta proyectada basada en plantas. Sin embargo, estas opciones de mitigación para la región tropical se han considerado útopicas y se exponen cuatro estrategias enfocadas directamente en el aprovechamiento de los recursos ya presentes en la región del Trópico, indicó.

Aclaró que las alternativas pueden variar. La primera posibilidad consiste en mejorar la gestión de pastoreo, procurando la regeneración natural de las pasturas y mejorando los índices productivos y reproductivos. La segunda estrategia se basa en las pasturas prolíficas, que consisten en las asociaciones de la vegetación y que favorecen la leguminosa, gramíneas, pasto y especies nativas.

En tercer lugar, se puede considerar la adopción de sistemas silvopastoriles, que favorecen el aumento de la biodiversidad, disminuyen el costo de producción, fomentan la regeneración del suelo, disminuyen la compactación, actúan en el control de la erosión, entre otros aspectos. Como una cuarta estrategia se puede trabajar en la selección del biotipo de ganado, que significa establecer criterios genéticos de la raza más adecuados a los recursos característicos de la región.

En 2020 el programa de posgrado de Zamorano continuará visualizando los conocimientos de los estudiantes y docentes de la MATS a través del desarrollo de nuevos temas en los webinars, en los que podrán participar personas interesadas de diversas partes del mundo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español