Estableciendo nexos en género, agricultura y cambio climático | Universidad Zamorano
XV Abierto de Golf de Zamorano, oportunidad para el programa de becas
12 marzo, 2020
Primer estudio matemático sobre Covid-19 en Honduras y Centroamérica desarrollado por científico de Zamorano
24 marzo, 2020

Estableciendo nexos en género, agricultura y cambio climático

Un aspecto esencial de las investigaciones agrícolas encaminadas a contribuir al desarrollo sostenible en los territorios es el abordaje de la vulnerabilidad y los impactos del cambio climático, el entendimiento de las dinámicas y desigualdades de género que pueden verse agravadas en este contexto.

Cómo integrar el enfoque de género en la investigación agraria bajo un contexto de cambio climático fue el tema abordado en el seminario “género, agricultura y cambio climático: estableciendo nexos” dirigido a estudiantes de la Maestría en Agricultura Tropical Sostenible (MATS) de Zamorano. Durante la jornada se dieron a conocer diferentes instrumentos y métodos de investigación, y cómo son aplicados y trabajados por el programa de investigación para el desarrollo Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS, por sus siglas en inglés) del CGIAR.

La Dr. Osana Bonilla-Findji, oficial científica del programa de investigación CCAFS, definió el concepto de agricultura sostenible adaptada al cambio climático como una forma de hacer desarrollo agrícola en un contexto de variabilidad climática.  “Básicamente ese concepto busca que la agricultura se transforme, cambie o mejore, no busca solamente el objetivo tradicional de mejorar productividad, ingresos y seguridad alimentaria; sino que va más allá y procura integrar otros objetivos, como aumentar la capacidad de adaptación de los agricultores frente a retos climáticos y en cuanto sea posible, reducir las emisiones de gases a efecto invernadero o capturar carbono”, agregó.

La oficial científica señaló que se está tratando de abordar mucho el tema de género y entender qué factores hay que tener en cuenta a la hora de pensar en la adopción de esas prácticas. Ya que se busca que las intervenciones no aumenten las brechas y las inequidades existentes.

Mariola Acosta, investigadora visitante de género, agricultura y cambio climático de la Alianza de Bioversity International-CIAT y miembro del programa del CCAFS, durante su ponencia se enfocó en la importancia de que en las investigaciones agrícolas para el desarrollo se reconozca que las sociedades rurales son muy diversas, así como estudiar, por ejemplo, el impacto potencial de las innovaciones agrícolas en las mujeres y los hombres, especialmente en un contexto de un clima cambiante.

“Cuando hablamos del enfoque de género a la hora de diseñar políticas, proyectos o investigaciones agrícolas para mejorar la resiliencia al cambio climático, lo que estamos tratando de tener en cuenta es que las mujeres y los hombres, debido a los roles que tienen, van a tener diferentes retos, preferencias y capacidades para hacer frente y poder adaptarse al cambio climático”, explicó Acosta.

Actualmente el vínculo entre la agricultura, el cambio climático y el enfoque de género es cada vez más examinado en investigaciones agrícolas, es un tema abordado crecientemente en diferentes foros globales que ocurren anualmente, entre estos la Conferencia de las Partes (COP). El Grupo Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) predice que el fenómeno aumentará las desigualdades que ya existen en los diferentes contextos, lo que hace más importante considerar el tema en las investigaciones y proyectos.

En la investigación agrícola para un desarrollo sostenible es fundamental tener en cuenta la interrelación de los temas abordados en el seminario. En este sentido, el papel de la academia es muy importante porque debe preparar a quienes serán los agentes de cambio del mañana y es así como se espera que los elementos y reflexiones abordadas con los maestrantes les motive a ponerlos en práctica en sus investigaciones y su vida laboral al egresar.

Finalmente, la Dr. Bonilla señala que “en dos años, los estudiantes de la MATS ya estarán en el mercado laboral, ya serán parte de las empresas, instituciones nacionales y podrán empezar a generar los cambios, para promover visiones más integrales y sensibles al tema de género donde se una lo técnico y lo social”.

Por su parte, Acosta manifiesta que si en su formación académica los estudiantes tienen esas ideas en la mente cuando vayan a diseñar un proyecto, este va a tener un mayor impacto y una mayor relevancia para la población que quieran abordar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español