Más de tres mil libras de hortalizas dona Zamorano a municipios de El Paraíso y Francisco Morazán
23 abril, 2020

Proyecto para detección temprana de Covid-19 en Panamá liderado por un Zamorano

El proyecto está pensado para ser un cribado inicial en el diagnóstico temprano del COVID-19 que permite a las autoridades sanitarias aislar y colocar en cuarentena a los casos positivos para que luego sean confirmados.

Derivado del compromiso que le inculcó Zamorano con la sociedad, Ediner Fuentes Campos, graduado clase 2016, lidera como investigador principal en Panamá, el proyecto STEMO, se trata de un Sistema de Detección Molecular y Hardware para Diagnóstico Preliminar «In situ» de SARS-CoV-2 (COVID-19), mediante el cual se pretende multiplicar las pruebas rápidas para identificación de la enfermedad con resultados en un promedio de tiempo de 45 minutos a una hora, en áreas rurales, zonas alejadas de los centros de detección o zonas densamente pobladas del país.

El deseo de contribuir con Panamá y los demás países de la región, en esta crisis sanitaria, es una herencia de conocimiento científico y técnico que provino de Zamorano, sostiene el Ing.Ediner. Herencia que le ha permitido avanzar en proponer una alternativa y herramienta a la pandemia mundial. “Zamorano me inculcó la disciplina, carácter y pasión por afrontar retos de este tipo con soluciones funcionales, innovadoras y adaptadas a la situación actual. Estas capacidades unidas a la alta resiliencia y la adaptación a los cambios pueden ser las mejores herramientas que la formación zamorana me ha dejado”, destacó.

Dotado de esas capacidades dio a conocer el proyecto en una convocatoria de respuesta rápida al COVID-19 presentada en su país por la Secretaria Nacional de Ciencia y Tecnología (SENACYT), que tuvo por objetivo apoyar iniciativas de investigación, desarrollo e innovación interdisciplinaria, orientada a abordar los retos asociados a la pandemia para proponer soluciones innovadoras basadas en investigación científica que atiendan este reto global. La entidad recibió múltiples propuestas en la que participaron 330 proyectos de investigadores, innovadores y emprendedores panameños, eligiendo 32 iniciativas de diversidad de áreas, dentro de las seleccionadas esta STEMO.

“El sentido social y la capacidad para trabajar multidisciplinariamente y ser graduado en Ambiente y Desarrollo, podría ser una de las razones que nuestro trabajo haya sido reconocido por la SENACYT. Tener profesionales y expertos de todas las áreas que incluyen la biotecnología, la mecatrónica, la biología, la biología molecular o en mi caso la Ingeniería Ambiental y Microbiología, fueron esenciales en todo el proceso de diseño”, apuntó.

Bajo la dirección de este zamorano la propuesta STEMO presenta un sistema de cribado al diagnóstico de SARS-CoV-2 basado en la detección del ARN viral de una muestra (mediante hisopado nasofaríngeo u oralfaríngeo) del paciente mediante la técnica llamada RT-LAMP (Reverse Transcription Loop-mediated Isothermal Amplification). Esta técnica de amplificación de ADN/ARN tiene algunas ventajas sobre el PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) tiempo final (qPCR), es más rápida, menos costosa, más sensitiva, específica e isotérmica, lo que implica que no requiere instrumentos especializados.

En Panamá, el proyecto coordinado por el Ing. Fuentes, que apoyan 15 estudiantes y científicos de ese país, podría en colaboración con las entidades de salud, bajar considerablemente las pruebas negativas del PCR-Tiempo Final, reduciendo su costo, valorado en 23 dólares por prueba, a 5 o 7 dólares, lo que representaría un ahorro que aporta a los sistemas de detección de enfermedades a enfocarse en el seguimiento de los casos positivos.

Otro punto relevante es la reducción de tiempo en los resultados. “El qPCR tiene una duración entre 2 a 4 horas, tiempo que aumenta en la medida que los casos estén más alejados de los centros de detección. En Panamá, hay sitios en los que las pruebas podrían demorar entre 6 a 10 horas en los sistemas de transporte, hasta llegar al punto de detección. Basándonos en esto, STEMO podría reducir hasta el 75% del tiempo de espera, debido a que el sistema completo tomaría entre 45 minutos a 1 hora, considerando que esta se encontrará en zonas alejadas donde se ofrecería una respuesta en menor tiempo”, agregó.

De acuerdo al Ing. Fuentes, con el impulso del gobierno panameño, la iniciativa podría entregar 200 kits de detección molecular que incluyen el set de hardware y los reactivos necesarios para la realización de al menos 200 pruebas por kits, en un lapso de 7 meses. Esto significa que al finalizar el proyecto entregaría al país alrededor 40,000 pruebas de detección preliminar.

En la región, STEMO podría ser utilizado en puntos de entrada a los países, debido al corto tiempo de detección y la baja necesidad de formación técnica.  Esto se adapta a las fronteras terrestres, aeropuertos o puertos marítimos, también a lugares de trabajo, escuelas o zonas donde la gente pueda converger por mucho tiempo. No obstante, el sistema podría ser utilizado para la detección de casos agudos, a la par de las pruebas rápidas serológicas de IgG e IgM que permitan identificar la seroprevalencia. Esto con el objetivo de identificar a los individuos que han desarrollado la inmunidad al padecer de la enfermedad incluyendo los casos asintomáticos.

Según la OMS, la combinación entre identificación de seroprevalencia y virus (positivo) por detección molecular del virus como STEMO u otras técnicas de amplificación como PCR, deberían ser el norte en la detección futura del virus.  Por lo que técnicas de PCR de menor tiempo y más accesibles como STEMO, es un mecanismo esencial en la detección y diagnóstico rápido que permitirá a las personas reintegrarse al trabajo. De esta forma los sistemas de salud podrían tomar decisiones más acertadas y rápidas en la protección de la salud pública y determinar con ello la salida de los individuos, indicó Fuentes.

Startup de base científica-tecnológica

La visión de este proyecto, liderado por un graduado zamorano, es entregar a la comunidad de salud nacional y regional un equipo robusto para ser utilizado en la detección de SARS-CoV-2, y otras enfermedades. En América Central los retos son significativos por la incidencia de virus que afectan al sistema respiratorio, de manera cíclica y relacionada con las temporadas lluviosas.

“Para el equipo es importante que los países de la región comprendan la necesidad de invertir en ciencia, tecnología e innovación, con suficiente presupuesto, para que propuestas como STEMO sigan siendo financiadas y ofreciendo alternativas en momentos donde los mercados internacionales no se dan abasto y los costos se elevan”, comentó Fuentes.

Una vez finalizada la propuesta, la idea es generar las condiciones necesarias para establecer el proyecto como una Startup de base científica-tecnológica, que preste un servicio especializado con las instituciones de salud en Panamá y la región, para desarrollar e innovar en consonancia con las necesidades del sector de salud y enfrentar las próximas pandemias.

Para Fuentes, el resultado más importante será la formación de talento humano, el saber-hacer, el conocimiento científico y técnico que dejará el emprendimiento. Producto de la enseñanza en Zamorano, que deja en las venas de sus graduados el compromiso inherente con la sociedad, una vida de enseñanzas basadas en un aprender haciendo innovador y adaptado a la situación, orientado a Alimentar al Mundo, y transferir conocimiento. Procurando la renovación generacional y el desarrollo de respuestas resilientes y vanguardistas para la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español