Foro con Ministros, Honduras: importancia del agro para la economía hondureña frente al COVID-19 | Universidad Zamorano
Zamorano recibe donativo de insumos de bioseguridad de la Embajada de la República de China (Taiwán)
22 julio, 2020
Zamorano incrementará su capacidad de generación a 1.25 Megavatios (MWp)s de energía limpia en 2021
23 julio, 2020

Foro con Ministros, Honduras: importancia del agro para la economía hondureña frente al COVID-19

El webinar fue una iniciativa de Zamorano con objetivo de conectar virtualmente a la juventud con las autoridades que diseñan e implementan políticas públicas que enfrentan el triple reto de la agricultura: alimentar a una población en crecimiento, proveer formas de vida a los productores agrícolas, y proteger el ambiente a fin de que haya sostenibilidad.

En el webinar, Foro de Ministros: “asegurando la alimentación en América Latina, retos y oportunidades de la agricultura sostenible frente al COVID-19”, , el viceministro de agricultura de la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG), Ing. José Benítez (clase 93), sostuvo que para reforzar el sector agro en Honduras, se deberán aprovechar las oportunidades que el país posee en biodiversidad, y  transitar hacia la transformación de un sistema agroalimentario más productivo, eficiente, sostenible, inclusivo y resiliente.

De acuerdo con el funcionario, los efectos de la pandemia sobre el sector agroalimentario han impactado en la ruptura de las cadenas de suministros y distribución, por problemas logísticos en puntos de salida, recorrido y destino en movilidad y aeropuertos. Desabastecimiento temporal de productos agropecuarios. Caída de la demanda y variabilidad de precios de productos de exportación agropecuarios. Reducción de espacios de comercialización como mercados y ferias locales. Disminución de liquides y descapitalización de actores en las cadenas de valor. Incumplimiento de obligaciones crediticias, pagos y otros. Volatibilidad de precios debido a distorsiones en el abastecimiento. Y afectación a la población principalmente a los grupos vulnerables por reducción de ingresos, desempleo, falta y consumo de reservas de alimentos.

Ante el escenario actual, aseguró que los retos y oportunidades, que tiene el país para seguir avanzando en productividad, eficiencia y en la seguridad alimentaria de sus pobladores, depende de impulsar el aumento de la productividad y rentabilidad adoptando prácticas agrícolas climáticamente inteligentes. Pasar de una agricultura tradicional a una moderna de precisión y digital. Fortalecer y adaptar a la nueva realidad el sistema de educación, formación y de asistencia técnica agroalimentaria.

El objetivo es disminuir riesgos sobre el sector agroalimentario hondureño que durante el 2019 representó un 11% del Producto Interno Bruto (PIB), con una contribución de 2,672 millones de dólares y una participación en las exportaciones de 2,411 millones de dólares para un aporte de 59% en las exportaciones totales. Además, un tercio de la población económicamente activa está trabajando en el sector, es decir, genera 1.2 millones de empleos, expuso el Ing. Benítez.

La juventud como autores del desarrollo

Indicó que para alcanzar los objetivos planteados la juventud jugará un rol importante. “El joven debe convertirse en un promotor de desarrollo, esos actores que lleven el entusiasmo a la práctica, actores de cambio porque el sector agrícola requiere mucho uso de la tecnología y eso se convierte en una enorme oportunidad, es un estímulo para que puedan trabajar en proyectos de emprendedurismo, que pueda generar su propio autoempleo y también empleo a otras personas ligadas a las zonas donde pudiera estar su unidad productiva”.

El papel que la juventud debe asumir es ir de la mano con la capacitación, el estudio, la práctica y su especialización por ser mejores con todas las herramientas disponibles. “Porque están en la obligación de transmitir y aplicar esas prácticas agrícolas, la juventud tiene una enorme oportunidad hacia la agricultura 4.0, hacia la digitalización a través de diferentes tecnologías”, expresó.

En el cierre del webinar, el Dr. Raúl Soto, director del Departamento de Administración de Agronegocios de Zamorano, expresó que, con la participación del Ing. Benítez, se manifiesta la incidencia que el sector agroalimentario tiene en el bienestar de la población. “Es indiscutible que esta crisis de coronavirus ha golpeado fuertemente la economía de todos nuestros países y los efectos serán profundos y duraderos, y el sector agroalimentario es clave en el proceso de recuperación. La crisis ofrece una gama amplia de oportunidades claras para la juventud particularmente y cualquier miembro del entorno agrícola hondureño, pero también abre una puerta para la diversificación que debe ser determinada por el mercado”.

“Ningún país en el mundo ha logrado un estadio elevado de desarrollo sin el progreso previo de su agricultura. En Zamorano estamos comprometidos con el tema de la diversificación agrícola reconocemos su importancia y también nuestro compromiso formal con la formación del futuro del agro en Latinoamérica”, concluyó el Dr. Soto.

Para conocer las medidas adoptadas y las oportunidades que persiguen las autoridades en Honduras, puedes ver el webinar en el siguiente link:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español