Huertos Escolares y Competencias Productivas en El Salvador, diplomado que contribuye al desarrollo | Universidad Zamorano
Portada Zamorano Podcast
Podcast: Zamorano Agricultura para Todos
8 octubre, 2020
78 años al Servicio de las Américas y el Mundo
12 octubre, 2020

Huertos Escolares y Competencias Productivas en El Salvador, diplomado que contribuye al desarrollo

HUertos Escolares

El propósito del diplomado es generar oportunidades y aprendizajes a directores y docentes, para crear competencias de tipo conceptual, donde el huerto ayude a forjar nuevos conocimientos e investigación mediante innovadoras herramientas, metodologías y ambientes.

Para impulsar la formación docente a través del aprender haciendo, Zamorano contribuye al desarrollo del diplomado virtual Cultivando Huertos Escolares y Competencias Productivas”, que inauguró el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (MINEDUCYT) de El Salvador a través de la Dirección Nacional de Prevención y Programas Sociales en el marco del Programa de Alimentación y Salud Escolar, con el apoyo del Instituto Nacional de Formación Docente (INFOD). La capacitación tendrá una cobertura de más de 2,000 educadores participantes y beneficiará a un total de 500 centros escolares.

El diplomado busca generar y reforzar los conocimientos de los participantes con herramientas para analizar, crear e implementar huertos escolares, generar estrategias para una alimentación saludable y utilización del huerto como recurso didáctico en el proceso de enseñanza aprendizaje.  Como resultado de la formación, se espera que al finalizar el proceso los participantes conozcan la importancia y beneficios de establecer un huerto escolar o familiar, así como los conocimientos básicos para llevarlo a la práctica docente y al cultivo de hortalizas en los centros educativos y hogares.

Santiago Flores, director nacional de Prevención y Programas Sociales, sostuvo que en la medida se trabaje en conjunto con la comunidad educativa los programas seguirán teniendo éxito. “El proceso que estamos iniciando se trabaja con un sistema multimodal. Es una oportunidad para alcanzar a más docentes ya que nos permite con estas nuevas herramientas tecnológicas llegar a una población mayor. El uso del huerto es una herramienta pedagógica y didáctica porque no solo favorece el aprendizaje, sino que refuerza las materias básicas y permite también trabajo de inclusión, trabajo de entre pares con la familia que abona a los procesos de prevención y convivencia”, agregó.

Por su parte, Karla Hannia de Varela, ministra de Educación indicó que “es necesario enseñarles a los alumnos y a las familias. Darles herramientas y llevarles conocimientos para poder cultivar sus propios alimentos de manera sostenible.  Docentes ustedes van a recibir una serie de conocimientos que les van a facilitar llevar estas herramientas a los alumnos y a sus respectivas familias”.

Isaac Ferrera, Director de Desarrollo Institucional de Zamorano, dijo que la universidad con mucho orgullo está contribuyendo al desarrollo de este importante programa para El Salvador. “Este programa de huertos escolares lo vemos como un programa modelo. Un programa que está revolucionando la forma como se transfiere conocimiento sobre la agricultura a los niños, con la esperanza de que llegue a impactar en un mejor desarrollo socioeconómico y sea la semilla que acelere el progreso del país”, añadió.

El Ing. Julio López, docente de Zamorano, expresó “el huerto escolar tiene particularidades que todos debemos conocer, ya que su objetivo es adquirir alimentos frescos y sanos para los niños. Se produce en zonas donde básicamente no hay agua, no tiene mucho suelo, con poco acceso a tecnología y poco acceso a insumos.  Son manejados por niños y por jóvenes a través de una tutoría y de una guía de un profesor como ustedes, y tienen la asistencia de algunos técnicos e instituciones que colaboran con el sector educativo”.

Refirió que el huerto escolar sirve como un medio y herramienta para favorecer la formación educativa en una perspectiva de producción practica teórica, que le permite al profesor incorporar su sistema curricular a un aprender haciendo. Bajo este medio se puede producir durante todo el año y puede ajustarse al sistema curricular que los profesores manejan a nivel rural y en la ciudad, lo que significa tener alimento todo el periodo del año con los cultivos correctamente seleccionados.

El diplomado contempla el desarrolló de cuatro módulos: 1) sobre producción agroecológica, 2) educación alimentaria y nutricional, 3) el huerto como recurso didáctico y 4) referente a la prevención.  Como una institución comprometida con la sociedad, Zamorano apoya este proceso y ayuda en la generación y construcción de conocimientos que vayan en pro de la educación de los niños y docentes latinoamericanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español