Zamorano desarrolló estudio sobre criterios nutricionales en alimentos procesados
26 noviembre, 2020
Zamorano recibió la visita del nuevo Embajador de China (Taiwán) Sr. Diego Wen
30 noviembre, 2020

Granja Porcina Educativa logra manejo integral de sus aguas residuales

Lagunas de oxidación que son desnatadas y controlado el crecimiento de vegetación a su alrededor, así como la aplicación de bacterias para resultados óptimos que evitan la generación de malos olores, entre otros beneficios

Zamorano cumple con las normativas ambientales nacionales e internacionales al devolver el agua al río, libre de contaminación. Además, genera conocimiento a sus estudiantes sobre una producción en consonancia con la protección de los recursos naturales.

Las unidades productivas de Zamorano han multiplicado sus esfuerzos y estrategias para garantizar una producción sostenible y amigable con el ambiente. La Granja Porcina Educativa es un claro ejemplo de responsabilidad ambiental al lograr un manejo integral de sus aguas residuales. El desarrollo de diversas alternativas que derivaron en un punto de equilibrio entre la producción y la naturaleza, permitieron el cumplimiento de la normativa de calidad de agua que retorna a la fuente natural receptora, en este caso el Río Yeguare.

Entre las alternativas implementadas desde el Departamento de Ciencia y Producción Agropecuaria, se destaca la formulación precisa de dietas, limpieza en seco previo al lavado de los corrales porcinos, separación de sólidos y utilización de un biodigestor. Se realizó además la construcción, mantenimiento y monitoreo de dos lagunas de oxidación, y la preparación de tres filtros de arena y grava, así como, dos biofiltros que trabajan con apoyo de las funciones naturales de absorción de plantas de vetiver y King Grass. Las plantas de esas mismas especies de pasto fueron sembradas en el canal de descarga al río.

Sumado a lo anterior, se lleva a cabo un monitoreo durante diferentes etapas del año de los parámetros ambientales que deben cumplirse y que incluye: el análisis de calidad de agua por un laboratorio certificado, y presentación de informes de Cumplimiento Ambiental (ICMA), cada 6 meses. Esto permite a la institución ser responsable con el ambiente al cumplir con la normativa necesaria, devolviendo a su fuente natural, agua de calidad.

Quizás le interese:  Becas, matrícula y pasantías, liderazgo Zamorano en Latinoamérica

Actualmente, la gestión de las aguas residuales se lleva a cabo a través del trabajo en equipo con especialistas del Departamento de Ciencia y Producción Agropecuaria, el Programa de Manejo Ambiental, el cual pertenece a la Gerencia de Responsabilidad Social Universitaria y el Departamento de Ambiente y Desarrollo.

En la iniciativa se han involucrado a estudiantes, logrando obtener un laboratorio en campo que genera las experiencias necesarias para su aprendizaje.  En Zamorano como institución formadora de líderes, los estudiantes aprenden a retribuir la riqueza que la naturaleza provee y que gracias a eso se logran beneficios económicos sostenibles que impactan en sus familias y sus países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español