Terreno y área comercial construida por Zamorano es donado a la alcaldía de San Antonio de Oriente
7 diciembre, 2020
Impulsan proyecto para el fomento a la legalidad y la competitividad en las MIPYMES forestales
16 diciembre, 2020

El legado de Simón Malo, graduado clase 54 y rector de Zamorano de 1979 a 1992

Simón Malo, el primer rector Latinoamericano de Zamorano, impulsó a la institución a nuevos niveles de rigor académico.

Como gestor de crecimiento y desarrollo, con un legado al servicio de las Américas es recordado el Dr. Simón Malo, Q. D.D.G, quien falleció el cinco de diciembre . Su visión profesional por la que orientó a Zamorano en sus catorce años como rector fue trascendental para su alma máter de donde egresó como agrónomo en 1954.

El Dr. Simón Malo, nació en Cuenca, Ecuador en 1933. Llegó a Honduras en marzo de 1951. Obtuvo un doctorado en horticultura de la Universidad de Gainesville, Florida.  En enero de 1979 se convirtió en el primer latinoamericano y graduado Zamorano en liderar la universidad, cargo que ocupó hasta 1992. Bajo su dirección ocurrieron muchos cambios en beneficio de Zamorano.

Entre los principales logros de la gestión del Dr. Malo destaca el ordenamiento de las finanzas, mejoró la calidad del personal administrativo y docente. Asimismo, incrementó el número de estudiantes, modernizó la institución en infraestructura y academia, se adquirieron tierras para su aprovechamiento académico, y se creó el programa de proyección (extensión y educación continua).

Sin embargo, el impacto más significativo de su gestión fue la admisión de mujeres en el programa académico de la universidad, en 1981. Este paso fundamental para la equidad de género en la educación agrícola permitió que en 1983 se graduaran las primeras cuatro mujeres. A la fecha 1750 mujeres han egresado de Zamorano. Al final de su gestión la institución contaba con un profesorado y laboratorios sin igual en Latinoamérica.

En febrero de 2019, como un reconocimiento y muestra de agradecimiento a su destacada gestión, Zamorano rindió homenaje, al Dr. Malo, al develar un busto en bronce en su honor en los Jardines de Arboreto dentro del campus universitario. El legado del Dr. Malo se mantendrá vivo a través del quehacer de todos los graduados que son agentes de cambio gracias a su visión formadora.

 

Quizás le interese:  Escultura en honor al primer rector latinoamericano Simón Malo


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español