Zamorano reconoce apoyo técnico y financiero del ITHC
12 enero, 2021
ZAMORANO e INCAE fortalecen la agricultura con la nueva maestría en agronegocios
25 enero, 2021

Se gradúan jóvenes en Zamorano, agradecidos y comprometidos a impulsar el desarrollo de San Pedro Sula

Angie Grádiz, Anny Madrid, Carlos Mairena, Enrique Bográn, Francisco Alvarado, Francisco Osorio, Roberto Vargas, Ramón Díaz Lemus y Yermy Medina culminaron sus estudios en diversas especialidades vinculadas con la agricultura y el ambiente. La mayoría de ellos realizó su práctica profesional en universidades y empresas de Estados Unidos y México.

Bajo el compromiso de contribuir al desarrollo agropecuario e industrial y a la conservación de los recursos naturales San Pedro Sula y Honduras, se graduó de Zamorano la primera generación de jóvenes becarios de la Municipalidad de San Pedro Sula. Son nueve nuevos profesionales de las carreras de Ingeniería en Ambiente y Desarrollo, Ingeniería Agronómica e Ingeniería en Agroindustria Alimentaria, quienes iniciaron sus aportes en favor de su comunidad a través de investigaciones enfocadas en temas agrícolas, pecuarios y apícolas de la cordillera El Merendón, ubicada en el departamento de Cortés, Honduras.

Angie Grádiz, una de las estudiantes favorecidas con una beca conoce la problemática ambiental del país y su ciudad natal, y que aspira se vuelva inteligente y sostenible, tal como también es “San Pedro Sula Smart City”, liderada por la Alcaldía Municipal. Debido a ese interés, desarrolló la investigación “Determinación de zonas potenciales a sistemas silvopastoriles en la sub cuenca Manchaguala, Reserva del Merendón, Cortés” que enfocó en mejorar el manejo de cuencas hidrográficas, por medio de la aplicación de prácticas agrícolas sostenibles. Considera un deber colaborar y comprometerse con el desarrollo del municipio, más aún después de la problemática provocada por los huracanes Eta e Iota.

La experiencia en Zamorano permitió a Angie viajar a México a realizar su práctica profesional en el grupo de Biotecnología Aplicada y Sostenible (SAB), del Centro de Biotecnología del Campus, Monterrey. Durante su pasantía colaboró en una investigación que busca que la biotecnología contribuya a la reducción de emisiones de dióxido de carbono en las industrias.

Por su parte, Anny Madrid dijo estar lista para ser un agente de cambio y líder en la industria de alimentos de su ciudad, comprometida a alimentar a Honduras y el mundo.  Compromiso que comenzó a través de su tesis “Manual de buenas prácticas de manufactura para la cosecha y procesamiento de miel de abeja (Apis mellifera) producida en El Merendón, San Pedro Sula, Honduras”. Investigación que tuvo por propósito ayudar a los apicultores de la zona a cuidar la inocuidad y diagnosticar la situación actual del manejo de la miel.

Para cumplir sus requisitos educativos, Anny viajó a Estados Unidos a realizar su pasantía en la Universidad Tecnológica de Texas, colaborando en el área de ciencia de la carne y la biología muscular. Aprendió a mejorar lomos de res inyectando una emulsión con alto contenido de aceite de girasol para ampliar el grado de calidad y mejorar la palatabilidad de las carnes desprovistas o con poca grasa intramuscular.

Enrique Bográn también finalizó sus estudios con la visión de corto plazo de impulsar un negocio familiar apuntando a su crecimiento y distribución amplia de productos en todo el país. Pretende agradecer a su ciudad mediante el apoyo continuo al proyecto de apicultura que existe en El Merendón. “La zona tiene un gran potencial. Espero que las bases, que plantamos sirvan para que sea un proyecto con mucho valor y aporte para las comunidades y para el país”, expresó. La investigación de Enrique se centró en Buenas prácticas de manufactura para cosecha y procesamiento de polen producido en la cordillera de El Merendón, San Pedro Sula, Honduras.

Como parte de su preparación Enrique realizó su práctica profesional en el área de química de alimentos en la Universidad Purdue de Estados Unidos. Aportó en la evaluación de distintos tipos de alimentos que influyen en el desarrollo de enfermedades inflamatorias en el cuerpo, como la colitis ulcerosa, Enfermedad de Crohn y el cáncer de colon. Aprendió nuevas técnicas y métodos para desarrollar múltiples labores en el campo de la ciencia y tecnología de los alimentos.

Quizás le interese:  Zamorano gradúa a 268 nuevos profesionales agrícolas de 16 países

Asimismo, Francisco Alvarado, expresó a la Municipalidad su agradecimiento por la decisión de crear el programa de becas. “Logré graduarme de Zamorano mediante su ayuda, pero el viaje aún no termina. Estaré eternamente comprometido en devolverle a la ciudad todos los conocimientos que adquirí en la carrera”, sostuvo. Francisco espera que su tesis Coleópteros necrófagos, coprófagos y frugívoros en la cordillera El Merendón, Honduras, sea de gran ayuda. La investigación que realizó tuvo por objetivo caracterizar a la comunidad de escarabajos de la zona y con ello propiciar su conservación, por los servicios que brindan a los ecosistemas.De enero a abril del 2020, Francisco, realizó su pasantía como asistente en el área de virología del Laboratorio de Fitopatología de la Universidad Estatal de Luisiana, Estados Unidos. En el transcurso de la práctica profesional tuvo bajo su responsabilidad diferentes actividades correspondientes a varios cultivos de interés agrícola y biológico.

Ramon Diaz Lemus, trabajó su tesis “Estudio semidetallado de suelos de las zonas de Ferrari y Masicarán, EAP Zamorano, Honduras”. La investigación se llevó a cabo con información de las descripciones de perfiles de suelo que fueron previamente recopilada por otras investigaciones. Su pasantía la realizó en la empresa de ganadería especializada en producción de leche T&K Dairy Farm, ubicada en Snyder, Texas, Estados Unidos. “Trabajar en T&K me ayudó a aprender cómo funciona una lechería moderna y que un buen registro es importante para mantener una leche de alta calidad”, comentó.

Yermy Medina, se plantea contribuir a solventar los problemas que enfrenta el país derivados de desastres naturales y pandemias que han azotado el área rural agrícola. “Me motiva iniciar mi carrera apoyando y capacitando al personal agrícola en sectores aledaños a mi ciudad. Quiero cooperar al máximo en el desarrollo potencial del comercio y la producción agropecuaria”, expresó.

Por ser la flor de pascua un cultivo ornamental de gran importancia económica y de amplio interés comercial durante las temporadas navideñas en Honduras, desarrolló su tesis sobre unEstudio de factibilidad para la producción de flor de pascua (Euphorbia pulcherrima Willd. Ex Klotzsch) en la cordillera El Merendón, San Pedro Sula, Honduras”. Yermy realizó su pasantía en la Unidad de Horticultura Extensiva de Zamorano, llevando a cabo monitoreos constantes de la efectividad de riego en los diferentes lotes de producción, supervisión y manejo de trasplante de lechuga y melón.

En Zamorano, aún permanecen 31 estudiantes provenientes del municipio de San Pedro Sula, que, sin el apoyo de la Municipalidad, no tendrían la oportunidad de cumplir su aspiración a una educación en las ciencias agrícolas. Este programa se basa en la visión de generar profesionales bien preparados para impulsar el desarrollo sostenible del territorio y de la población del municipio. A medida que más jóvenes culminen sus estudios en Zamorano, mayor recurso capacitado y valioso para San Pedro Sula podrá contribuir al desarrollo sostenible de tan importante centro de comercio e industria para Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *