Carlos Torrebiarte, una vida dedicada a las inversiones y la filantropía
12 mayo, 2021
Conoce las historias de empoderamiento y liderazgo de mujeres zamoranas aportando al desarrollo
23 junio, 2021

Hagamos Composta: reduciendo la basura, creando sociedades sustentables

El Ing. Montes de Oca nació y creció en Toluca, México. Su objetivo es que su proyecto ambiental impacte la vida de las personas y del planeta, reduciendo la generación de basura, devolviendo nutrientes a la tierra.

Con el fin de reducir la basura en las ciudades, mediante la recolección de desechos orgánicos, surge en 2017 la iniciativa “Hagamos Composta”. El proyecto sustentable impulsado por el Ing. Gerardo Montes de Oca, clase 2009, en cuatro años ha transformado en fertilizante un millón de kilos de basura que han sido recolectadas en más de 4000 hogares de las principales ciudades de México y Honduras.

De acuerdo con este zamorano, la idea surgió por las ganas de contribuir a crear sociedades más sostenibles, regresar los nutrientes al suelo y completar un ciclo natural mediante el compostaje contribuyendo así a la protección del planeta. “Queremos brindar opciones y herramientas más sustentables para las personas, generar más educación y conciencia ambiental, reducir la basura; y crear una red de ciudadanos activos y preocupados por el medio ambiente en las ciudades”.

En la actualidad el proyecto entrega a los participantes recipientes vacíos para que hagan la separación de los residuos. Cada semana o cada 15 días Gerardo junto a 32 colaboradores hace la recolección de los desechos orgánicos, que luego son tratados a través de compostaje térmico. La composta es devuelta a las familias para que la usen en sus huertos y jardines como abono. En México la iniciativa a llegado a las ciudades de Torreón, Monterrey, Ciudad Juárez, Pachuca, Aguascalientes, Guadalajara, Puebla, El Distrito Federal, Cuernavaca y muchas más.

La iniciativa de este zamorano tiene un impacto ambiental significativo al reducir la contaminación por basura orgánica, generar menos gases de efecto invernadero y a su vez promover el uso responsable de los desechos que generan las personas. “Si esos desechos se fueran a un tiradero de basura se vuelven parte de la contaminación y se perderían esos nutrientes”, manifestó.

Indicó que el proyecto representa para él un compromiso con el cuidado del medio ambiente, de la biodiversidad y significa que hay mucha gente en las ciudades con ganas de hacer cosas. Sin embargo, faltan muchas acciones por hacer en temas de estilo de vida sustentable y manejo de residuos, eso es lo que se propone Hagamos Composta, llegar a muchas más personas y a más países.

Quizás le interese:  Honduras: patrimonio cafetalero

El proyecto es apoyado por las zamoranas, Ing. Paulina Camacho, clase 2012, e Ing. Ivania Ochoa, clase 2009. En Honduras, la iniciativa trabaja en  Tegucigalpa donde ha logrado la colaboración de 78 familias y recolectado unos 5000 kilogramos de desechos. En San Pedro Sula se han sumado 32 familias y se llevan 450 kilos recolectados aproximadamente.  “La gente se puede sumar al proyecto mediante las redes sociales, nos pueden escribir por ahí y nosotros les damos toda la información de cómo funciona el proyecto, vemos la ruta en la que están y esa misma semana les llevamos las cubetas y los baldes para empezar las recolecciones”, añadió.

Sobre Gerardo Montes de Oca

Gerardo es un ciudadano ejemplar que además de preocuparse por el cuidado de los recursos naturales, involucra a más familias en su iniciativa en favor del ambiente. Llegó a ZAMORANO convencido de estudiar la Carrera de Ambiente y Desarrollo, atraído por la idea de que la mitad de su aprendizaje iba a ser práctico, y que iba a conocer gente de muchísimos países de Latinoamérica.

“Hay varias enseñanzas de ZAMORANO que me llevaron a lo que ahorita estoy haciendo, entre ellas fue entender la importancia de un equilibrio entre la parte social y la biodiversidad, la importancia de haber una armonía entre las dos para que pueda haber un desarrollo responsable, ético y justo para las especies”, comentó.

Luego de cumplir su meta de graduarse en ZAMORANO, Gerardo continuo sus estudios de posgrado en la Universidad Wageningen de Holanda, donde obtuvo la Maestría en Conservación de Naturaleza. Como experiencia laboral destaca su trabajo en el cuidado y conservación de las tortugas marinas en Fernando de Noronha, Brasil. Es fundador del Movimiento Reenverdecer y del proyecto Hagamos Composta. Su pasión por el cuidado del ambiente lo hizo merecedor del galardón Premio Mexiquense de la Juventud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *