Comienza diplomado en Cambio Climático y Reducción del Riesgo de Desastres
26 julio, 2021
Capacitan a 57 técnicos en prácticas de producción agroecológica y adaptación al cambio climático
5 agosto, 2021

Proyecto de Línea Clave en potreros de pasto para vaquillas apuesta a sistema silvopastoril

Se trabaja sin la utilización de fertilizantes químicos, con el propósito de pasar de sistemas convencionales de producción a un sistema ambientalmente amigable.

Un equipo multidisciplinario que involucra a estudiantes de posgrado y pregrado y a docentes de ZAMORANO trabaja en el establecimiento de un sistema hidrológico de Línea Clave (Keylines), en potreros de pasto Panicum máximum var. Tobiatá para vaquillas, en una parcela piloto de cuatro hectáreas en los predios de la universidad. El proyecto prevé establecer un sistema silvopastoril multi- estrato, como propuesta de ganadería sostenible y regenerativa.

De acuerdo con la Dra. Marielena Moncada, profesora asociada de Ganado Lechero de Departamento de Ciencia y Producción Agropecuaria (CPA), el sistema hidrológico utiliza principios y técnicas que apoyan la regeneración de agro-ecosistemas mediante la optimización del recurso hídrico y la restitución de la profundidad y fertilidad del suelo.

“Se trata de encontrar un punto específico e importante dentro del paisaje, el punto clave. Dentro de un paisaje puede existir más de un punto clave. El valor de este punto radica en que es aquel donde existe mayor potencial hidrológico. Esto quiere decir que es aquel punto donde se puede aprovechar de manera más eficiente la energía potencial de un volumen de agua proveniente de la escorrentía superficial. Una vez identificado un punto clave, una curva a nivel es trazada siguiendo dicha cota. Esta es conocida como la «Línea Clave» o Keyline. Dicha línea determina el funcionamiento del sistema a diseñar, tanto arriba como debajo del punto, en este caso, la forma cómo se dividirán los potreros”, explicó la Dra. Moncada.

Un proyecto de este tipo busca crear una manera simple para conservar en mayor proporción la cantidad de agua de precipitación dentro del suelo, retardar la tasa de evaporación y utilizar la humedad para facilitar los procesos bioquímicos que incrementan la profundidad y salud del suelo. De esta forma, facilita su regeneración y mejoramiento continuo, permitiendo un aumento de la productividad del suelo y en este caso en particular, la producción de biomasa de pasto para alimentación de rumiantes.

La Dra. Moncada, indicó que, en la parcela piloto, están trabajando sin la utilización de fertilizantes químicos, con el propósito de pasar de sistemas convencionales de producción a un sistema ambientalmente amigable. “El sistema “Línea Clave” pretende la regeneración e incremento en la resiliencia de los agro-ecosistemas”, agregó.

En la actualidad una Keyline tiene varios usos, que van desde recolectar, almacenar, redireccionar el agua, reducir la escorrentía hasta captar los sedimentos de suelo y materia orgánica. Si se realizan zanjas paralelas a la línea clave, tanto arriba como debajo, se modifica la dinámica hidrológica del terreno, evitando fuerte escorrentía, permitiendo mayor infiltración y direccionando del agua.

Quizás le interese:  La MATS y los enfoques interdisciplinarios de la Investigación en la Agricultura Sostenible

Hasta ahora los primeros resultados del proyecto han sido prometedores, porque se produjo mayor biomasa a pesar de que los pastos no fueron fertilizados químicamente, sin afectar el valor nutritivo de los mismos. Hubo mayor retención de agua durante el invierno, lo cual sirvió para que el pasto siguiera creciendo en la época de la canícula. Al evaluar el perfil del suelo, también se observaron mejoras en su porosidad y mayor crecimiento radicular. Si los resultados siguen siendo favorables a largo plazo, se espera establecer un sistema silvopastoril multi- estrato, como propuesta de ganadería sostenible y regenerativa, para que haya mayor ciclaje de nutrientes, disminución de gases efecto invernadero y captura de carbono en la zona.

Este proyecto nació como una propuesta para investigación a nivel de la Maestría en Agricultura Tropical Sostenible (MATS). Sin embargo, en cada uno de los pasos de preparación de esta parcela piloto de cuatro hectáreas participaron estudiantes de cuarto, tercero y segundo año que cursaban el Aprender Haciendo (AH) de Ganado Lechero, Crianza y Manejo de Reemplazos; Módulo de Topografía, donde se realizó el levantamiento topográfico y trazado de las líneas clave, Módulo de Forestales, que realizó siembra de los árboles maderables dentro de los potreros y de la Clase de Suelos, donde se hizo calicatas en la zona para ver los cambios que se dieron después de una temporada de intervención.

Actualmente, se están realizando investigaciones con estudiantes de Ingeniería Agronómica y de la MATS. Este nuevo sistema implementado se estudia en los cursos de Producción de Rumiantes a nivel de pregrado y en Sistemas Sostenibles de Producción Animal, a nivel de posgrado.

Adicionalmente, el vivero de la Unidad de Ornamentales y Propagación está apoyando en la producción de plantas de especies maderables y especies nativas adaptadas a la zona de bosque seco tropical, que pueden ser de beneficio proteico y energético para los animales. Con esto, se planea año a año ir sembrando diferentes estratos del sistema silvopastoril, que reforzará la siembra de 500 árboles de caoba ya efectuada. Se sembrarán también árboles de acacia roja, morro, leucaena, algarrabo y cañafístula, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *