Skip to main content

Representantes de cada departamento orientado a la ciencia de alimentos, salud o nutrición de cada universidad de Honduras, compartió las actividades que realizan con relación a la producción de alimentos sostenibles y la seguridad alimentaria para establecer mejoras en la calidad de vida de la población hondureña.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, celebrado el 16 de octubre, estudiantes  y docentes del Departamento de Agroindustria Alimentaria (AGI) participaron en un conversatorio virtual sobre seguridad alimentaria, con representantes de cuatro universidades de Honduras. En el evento se compartieron acciones que se realizan para la producción de alimentos sostenibles y la seguridad alimentaria en el país. Asimismo, se exploraron nuevas acciones a desarrollar de manera conjunta y contribuir a la lucha contra el hambre.

Durante el conversatorio, la Dra. Susan López de la Unidad de Seguridad Alimentaria y Nutricional (UTSAN), presentó datos de interés de la Encuesta de Demografía y Salud (ENDESA 2019) recién compartida oficialmente, que muestran un escenario de país (Honduras) con 14.5% de prevalencia de subalimentación, 45.6% de inseguridad alimentaria, 18.7% de desnutrición crónica en menores de 5 años, 7.1% de desnutrición global, 1.9% de desnutrición aguda, 4.5% de sobrepeso y obesidad en menores de 5 años, 36.3% y 24.4% de prevalencia de anemia en menores de 5 años y en mujeres, respectivamente, y 61.9% de sobrepeso y obesidad en mujeres.

La Dra. López refirió que los datos obtenidos en la encuesta reflejan la situación previa a la pandemia de la COVID-19, por lo que el escenario post-pandemia y de los desastres naturales que afectaron al país en el 2020 sería más alarmante. Asimismo, mencionó que Honduras forma parte del movimiento Scaling Up Nutrition (SUN), que tiene como visión un mundo libre de malnutrición en todas las formas. El movimiento brinda asistencia técnica, intercambio de experiencias, promueve redes y articulación de trabajo conjunto entre organizaciones, academia y gobiernos para atacar el hambre y la malnutrición.

Tanto estudiantes como las autoridades de las universidades coincidieron en que la academia necesita contribuir a mejorar los indicadores de malnutrición, y a generar nuevos datos donde se contemple el escenario de la crisis sanitaria causada por la COVID-19. Se exploraron oportunidades para enfocar sus intervenciones en la ventana de los 1000 días de vida, la vinculación con instituciones de salud, y proyectos académicos aplicados para impulsar estrategias que contribuyan a disminuir la doble carga de la malnutrición.

 Al final se propusieron acuerdos para establecer huertos familiares, formulación de nuevos productos nutricionales y foros educativos, en zonas priorizadas de escasos recursos y con altos niveles de inseguridad alimentaria y malnutrición. Participaron en la actividad docentes y estudiantes de pre y posgrado de ZAMORANO, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Universidad tecnológica Centroamericana (UNITEC) y la Universidad Nacional de Agricultura (UNAG). Desde ZAMORANO se ha contribuido en la lucha contra el hambre mediante el desarrollo de investigaciones y elaboración de productos con alto valor nutritivo.

This site is registered on wpml.org as a development site.