Skip to main content

Fotografía: Universidad de Maryland

Mediante sus contribuciones científicas esta zamorana busca ayudar a salvar vidas a través de la producción de órganos en cerdos genéticamente modificados, para el trasplante a personas que necesite de un corazón, hígado, páncreas y pulmón, entre otros.

Desde muy joven su pasión por los animales caracterizó a la Ing. Suyapa Fortín Ball, clase 87, pero nunca imaginó que su apego la llevaría a salvar vidas humanas. En la actualidad es una de las científicas que forma parte de un equipo de expertos en la producción de cerdos transgénicos y clonados para la fabricación de órganos humanos(xenotrasplante), que lograron el pasado mes de enero de 2022,  se trasplantara el corazón de un cerdo a un humano. La hazaña medica promete ser la vía que abra en un futuro posibilidades de vida a millones de personas que sufren padecimientos cardiacos y otras enfermedades.

David Bennett, es el estadounidense que se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir un trasplante de corazón de un cerdo modificado genéticamente, cuya creación del órgano en el animal estuvo a cargo del equipo al que pertenece la Dra. Fortín. El trasplante lo realizaron cirujanos del Centro Médico de la Universidad de Maryland (UMMC) de Estados Unidos.

Para esta zamorana, el poder trabajar desde su inicio en un proyecto científico que prolongará la vida de miles de pacientes que esperan por un trasplante, “es un privilegio”. Sin embargo, recuerda que son más de 25 años “de trabajo arduo, frustrante y extenso”, que no la detuvieron en su meta por llevar a la humanidad una salida científica a los males que aquejan a millones de enfermos.

“No puedo describir la felicidad que sentí cuando salvamos una vida y vimos que todo lo que hemos hecho en equipo fue exitoso.  Ahora a seguir adelante y finalizar todos los ensayos clínicos que pide la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para poder producir más órganos y salvar más vidas”, expresó.

Desde el año 2011, la Ing. Fortín, se desempeña como jefe del Grupo de Tecnología Porcina y Operaciones de Investigación Animal en Revivicor, compañía especializada en la producción órganos de animales para su uso en trasplante para humanos. Ahí ha logrado liderar un equipo forjado mediante trabajo que requiere de muchas diciplinas como zootecnia, medicina, biología molecular, embriología, y más. “Todos los jefes de departamentos nos reunimos semanalmente y después vamos a nuestros grupos y proponemos como seguir adelante.  Me siento orgullosa de la empresa farmacéutica donde trabajo, somos un grupo de 25 empleados, pero hemos sido los primeros en muchos campos. Primeros en clonar un cerdo, primeros en trasplantar riñones y corazones en humanos y espero primeros en salvar muchas vidas en el futuro”, sostuvo.

¡No hay nada mejor que el Aprender Haciendo!

Suyapa es una de las primeras zamoranas en egresar de esta universidad al formar parte de la segunda generación de mujeres en estudiar agronomía a finales de la década de 1980. La atracción por las actividades del campo siempre le llamó la atención y desde muy joven se dedicó a la equitación, recuerda. No obstante, mientras cursaba la secundaría escucho a muchos amigos zamoranos hablar de su alma máter, sus vivencias y lo que ellos contaban sobre lo que estudiaban le despertaron el interés de querer ser parte de la institución. Pese a ser una época en donde muy pocas mujeres estudiaban agronomía, sus amigos y familiares le animaron a decidirse a estudiar la carrera que le abrió las puertas en el mundo pecuario y científico.

“Gracias a mi familia y a ZAMORANO he podido llegar adonde he llegado.  ¡No hay nada mejor que el Aprender Haciendo!  Ser disciplinada y seguir un código de trabajo y estudio estricto fue muy importante.  No tener miedo al trabajo arduo y nunca darse por vencida. Fueron tres años muy diferentes a los que yo estaba acostumbrada los que viví en ZAMORANO, pero nunca me di por vencida”, agregó.

Para esta zamorana las mujeres tienen que ser trabajadoras y seguras de sí mismas. “El trabajo en equipo es muy impórtate y debemos contribuir, liderar y muchas veces ser el volante”, subrayó.

Sobre la Ing. Fortín

Es originaria de la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, posee un título de Ingeniero Agrónomo de ZAMORANO, una Licenciatura en Ciencia Animal (BS) de la Universidad de Texas A&M y un Máster en Ciencia Animal (Fisiología Reproductiva) del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, Estados Unidos. Su deseo de contribuir a salvar vidas, la han llevado a compartir sus conocimientos mediante una infinidad de investigaciones publicadas en artículos científicos relacionados a las propiedades transgénicas de los cerdos.

This site is registered on wpml.org as a development site.