Junta de Fiduciarios
Mario Nufio

El Ing. Mario Nufio Gamero, graduado de la clase de 1955, se unió a la Junta de Fiduciarios de Zamorano en 1972, invitado por la entonces Administradora, Catherine Lastavica y el Rector, Simon Malo. En 2010, se convirtió en miembro Emérito de la Junta antes mencionada. En los 10 años que ha servido como Emérito, ha asistido a todas las graduaciones menos una, y ha estado presente en cada reunión de Fiduciarios.

El amor de Mario por Zamorano está muy arraigado. Era un amigo cercano de Doris Zemurray Stone, quien ayudó a construir la escuela. El rector fundador, Wilson Popenoe, fue un amigo cercano de la familia y una presencia constante durante toda su vida. Cuando era niño, visitaba Zamorano, y así desarrolló cariño y admiración por la institución. Hasta el día de hoy, cuando pasa frente a Zamorano, se toma el tiempo para visitar el campus, conversar con el rector o hacer algunas compras necesarias en la tienda de la Univeridad.

Una vez graduado de Zamorano, Mario recibió su licenciatura en la Universidad de Florida, Estados Unidos. A su regreso a Honduras, fundó la Fundación COVELO, una organización sin fines de lucro que ayuda a financiar a pequeños productores. También es el Presidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores en su ciudad natal de Danli, y que es una de las 34 organizaciones miembro de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos, (FENAGH).

Mario sirvió cuatro años como Secretario de Agricultura de Honduras. Entre sus obligaciones estaba viajar a Cuba para la compra del ganado que Honduras requería. Sirvió en el Banco Nacional de Formento (1961-1971), como enlace con el Banco Internacional de Desarrollo y como líder de proyecto con el Banco Mundial. Fue nombrado Ministro de Agricultura y Ganadería de Honduras por el entonces Presidente, Rafael Leonardo Collejas en 1990. Al retirarse, regresó a Danli, ciudad ubicada a 60 km de Zamorano, en via a la frontera con Nicaragua, donde se dedica a la producción de leche.

Mario se casó con Ana Dolores Pratz Gómez en 1963. Tuvieron cuatro hijos y ahora tienen 3 nietos, graduados de la Universidad de Lehigh en Pensilvania y un futuro candidato a doctorado en la Universidad Northeastern.

Mario está preocupado por las consecuencias que Zamorano enfrentará debido a COVID-19. Está orgulloso de servir a su alma mater, y espera que la institución continúe siendo el refugio y el barco seguro para el éxito de los demás, tal como lo fue para él.

Español