ZAMORANO es un campus residencial donde
convive una comunidad multicultural

Personas de diferentes países y culturas comparten sus costumbres, conocimientos e idiosincracia, se crean lazos de hermandad que perduraran por siempre.

Para nuestros estudiantes, ZAMORANO es más que su centro de estudios o Alma Máter, es su casa. En nuestro campus residencial reciben una formación integral y conviven con personas de distintas nacionalidades y culturas, con hábitos y tradiciones diferentes.

Esta Vida Estudiantil es única de ZAMORANO. Promovemos una vida balanceada y contamos con los espacios adecuados para las actividades académicas de recreación. Nuestros estudiantes, además de recibir un programa académico riguroso, tienen tiempo para involucrarse en las actividades extracurriculares, ejercitarse y descansar.

Cada año nos esforzamos para que nuestros estudiantes tengan una vida equilibrada. Constantemente mejoramos de manera significativa la infraestructura deportiva, contamos con canchas de baloncesto, voleibol, tenis y de futbolito con grama sintética.

Una de las características que nos diferencia de otras universidades es el currículo invisible que forma a nuestros estudiantes. Nuestro currículo invisible hace posible que las experiencias que se viven fuera del aula tengan un impacto profundo y duradero en los jóvenes, proporcionándoles muchas oportunidades para desarrollar sus habilidades y destrezas, y fortalecer los valores y el carácter.

Un componente formal del currículo invisible es el Sistema Integral de Vida Estudiantil (SIVE) que mejora la vida de nuestros estudiantes organizando las residencias estudiantiles y coordinando actividades extracurriculares como grupos culturales y equipos deportivos. Promovemos la seguridad y el bienestar de los estudiantes.

Los estudiantes tienen jornadas exigentes de clases y trabajos, un código de conducta basado en los valores con énfasis en la disciplina personal y la responsabilidad hacia la comunidad, y un ambiente caracterizado por el orden y la limpieza. Normalmente, terminan sus labores académicas y del Aprender Haciendo por la tarde y el tiempo que les resta del día, hasta las 10 p.m., realizan actividades extracurriculares o simplemente comparten con otros estudiantes, descansan y estudian.